Resumen capitulo 2. el diablo de los numeros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2056 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para la Educación
U. E. Inst. ‘‘Gran Colombia’’
Valencia - Carabobo

[pic]

Estudiantes:
José Rodríguez
Leslye Pineda
Jeannismar Mendoza
4to Año de Ciencias ‘‘B’’
Prof.: Yensys Alvarado
Valencia; 09 de Diciembre de 2011
La Isla de La Matemática

Érase una vez la familia Matemática, constituida principalmente por papáFracción y mamá Cociente, además, papá y mamá Matemática tenían 4 hijos; Siete, Nueve, Dos y el pequeño Uno. Eran una familia muy dividida, cada quien tenía su mundo de operación, mientras Fracción y Cociente salían temprano a trabajar, Siete y Nueve se iban a estudiar, o al menos aparentemente eso hacían, podríamos decir que eran las hermanas más unidas del mundo, se cubrían las espaldas unas aotras, pero también se metían en muchos problemas. Dos era un joven que decidió no seguir en los estudios, cumplió los 20 años hace poco, y por no querer hacer nada, está obligado a cuidar a su hermano Uno, el más pequeño de todos, quien solo contaba con 3 años pero era un niño mal criado. Un día la rutina de la familia Matemática seguía igual hasta que en el colegio un chico muy extraño ydesconocido se acerca a Siete y la invita a la ciudad de las grandes Olas, por lo que Siete decide contarle a su hermana Nueve y demás hermanos.

En la noche, Cociente sirve la cena, y su esposo no baja a la mesa por estar trabajando horas extras en su trabajo, Nueve le da la noticia a su madre quien no apoya el viaje de sus hijas y les niega el permiso de salida, en lo que Siete se levanta furiosa dela mesa y sube hasta su cuarto. Al día siguiente Siete y Nueve tenían sus maletas listas para irse ocultamente sin sus padres enterarse; pues era un domingo de descanso para sus padres. Dos caminaba por los pasillos muy temprano y sin querer escucha la conversación de sus hermanas quienes discretamente se iban a la ciudad de grandes Olas y enormes bahías con sus amigos; En lo que Dos interviene laconversación de sus hermanas y les amenaza de acusarlas con sus padres pero Siete lo logra convencer de partir con Uno y ellas al viaje.

Esa mañana los 4 hermanos se dirigieron se dirigieron sin permiso de sus padres hacia el aeropuerto, donde estaban comprando los boletos para el dichoso viaje, en lo que un anciano de estatura baja, cuerpo robusto y barba larga y blanca les dice: ¿A donde sedirigen chicos, y sin compañía de sus padres? – Nueve y Siete se quedan asombradas por lo pequeño que era este personaje, mientras su hermano Dos le dice con un tono serio y rebelde: ¡No es su problema anciano!

El anciano muy tranquila y sigilosamente les dice: Solo tengan cuidado por el camino, un mundo de grandes cambios se les avecina en poco tiempo.

Los hermanos quedaron impresionadosante las palabras del anciano quien se marchó inmediatamente luego de exclamar su frase, pero esto no fue impedimento para que tomaran el avión y continuaran con su dichoso viaje.

Justo cuando el avión alzó vuelo, un gran cansancio y fatigamiento invadió el cuerpo de todos, dejándolos completamente dormidos. Al cabo de unas horas, Dos despierta, pero al verse rodeado de un ambiente muy peculiardespierta enseguida a sus hermanas quienes quedan impresionadas con todo el entorno que los rodeaba, ya que todo estaba compuesto por números, cuadros, triángulos; habían ríos de muchos 3, árboles y arbustos compuestos por formas geométricas, e incluso animales de distintas formas. En ese momento Nueve entra en pánico al darse cuenta que su hermano Uno no estaba con ellos. Las preguntas invadieronla mente de los 3 hermanos como: ¿Dónde estamos? ¿Cómo llegamos aquí? ¿Dónde está Uno?

Enseguida una voz sublime y de tono determinante responde claramente esas preguntas:
¡Bienvenidos a la Isla de La Matemática!
¿Qué? ¿Quién está allí? – Dijo Nueve muy nerviosa –.
Tranquilos jóvenes soy yo, el anciano del aeropuerto, y han entrado justamente en la Gran Isla de la Matemática, tal y como les...
tracking img