Resumen de rinconete y cortadillo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3620 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Argumento
Pedro del Rincón y Diego Cortado son dos muchachos de entre catorce y quince años que se conocen en la venta el molinillo situada en Alcudia en el camino de Toledo a Andalucía, uno con sombrero de cazador y media espada, el otro con un sombrero sin toquilla, bajo de copa y ancho de falda y cuchillo de cachas amarillas.

Rincón se sincera con Cortado contándole que era natural de laFuenfrida, lugar conocido y famoso por los ilustres pasajeros que por él de continuo pasan; mi nombre es Pedro del Rincón; mi padre es persona de calidad, porque es ministro de la Santa Cruzada: quiero decir que es bulero, o buldero, habiéndome un día aficionado más al dinero de las bulas que a las mismas bulas, me que de con el dinero y fui con él a Madrid donde quedo unos pocos días. Vino elque tenía a cargo el dinero tras mí, prendiéronme, tuve poco favor, aunque, viendo aquellos señores mi poca edad, se contentaron con que me arrimasen al aldabilla y me mosqueasen las espaldas por un rato, y con que saliese desterrado por cuatro años de la Corte.
Con una baraja marcada de naipes se iba ganado la vida, guardándose un as en la manga por los mesones y ventas que hay desde Madrid a laventa.

Como Pedro Rincón se había sincerado, Diego Cortado se ve obligado a contarle la suya, aunque sin dar algunos datos como lugar de nacimiento y otros.
Yo nací en el piadoso lugar puesto entre Salamanca y Medina del Campo; mi padre es sastre, enseñóme su oficio, pero no me dejo el gremio ponerme por mi cuenta.
Enfadóme la vida estrecha de aldea y el desamorado trato de mi madrastra. Dejémi pueblo, vine a Toledo a ejercitar mi oficio de meter mano en bolsas y bolsillos del que se ponía cerca. Hasta que enterado un alguacil tuve que partir.
Una vez declarados amigos y que desde ese momento serian inseparables, Rincón le propone jugar a las cartas para engañar a algún arriero de los que en la venta estaban.
En esto, sale un arriero a donde estaban estos y les pide tomar parte enel juego, los muchachos le invitan para que juegue con ellos. Le ganan mucho dinero y el arriero se enfada e intenta hacer que se lo devuelvan, pero los muchachos sacan uno la media espada y el otro el cuchillo y le hacen desistir del intento de recobrarse lo ganado.
A eso pasan unos caminantes a caballo por la venta, que se dirigen a la venta del alcalde, de camino a Sevilla, y al ver elrevuelo, ofrecen a los muchachos irse con ellos, siendo aceptada dicha oferta, los cuales se hacen de las arriendas de la caballería para tirar de ellos, ganándose la confianza de estos.
Tras llegar a Sevilla, Cortado, que era un hábil ladrón, se apropia de dos camisas y un reloj, que le quitan a un francés con el que viajaron hacia Sevilla, después de despedirse y volver cuando nadie los veía, pararajar con el cuchillo la valija o maleta que portaba.
Al otro día vendieron las camisas en el malbaratillo que se hace fuera de la puerta del Arenal, y de ellas hicieron veinte reales. Hecho esto, se fueron a ver la ciudad, y tras comprobar que algunos muchachos se ganaban la vida transportando con una esportilla la compra que le encomendaban, le preguntaron a un muchacho asturiano sobre eltrabajo y una vez comprobado que se puede ganar unas monedas y que venía como de molde para poder usar el suyo con cubierta y seguridad, por la comodidad que ofrecía de entrar en todas las casas.
Luego determinaron de comprar los instrumentos necesarios, pues lo podían usar sin examen, les manifestaron que les acompañase a donde podían hacerse con los costales para transportar, Este les guiódonde los vendían. Compran dos costales, limpios o nuevos, y cada uno tres espuertas de palma, dos grandes y una pequeña, en las cuales se repartía la carne, pescado y fruta, y en el costal, el pan.
Avisóles su adalid de los puestos donde habían de acudir: por las mañanas, a la Carnicería y a la plaza de San Salvador; los días de pescado, a la Pescadería y a la Costanilla; todas las tardes, al río;...
tracking img