Resumen evolucion del deseo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3092 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
David M. Buss.(1996). La evolución del deseo. Madrid: Alianza Capítulo 1 Orígenes de la conducta de emparejamiento
Nunca hemos abandonado del todo la idea de que, en algún lugar, hay personas que viven en perfecta armonía con la naturaleza y entre sí, y de que podríamos hacer lo TIÚsmo si no fuera por la corruptora influencia de la 'cultura occidental

La conducta de emparejamiento de losseres humanos nos deleita y divierte y es objeto de nuestros cotilleos, pero es asimismo profundamente inquietante. Pocos campos de la actividad humana generan tanta discusión, tantas leyes o rituales tan elaborados en todas las culturas. Sin embaro, hay elementos de esta conducta que desafían nuestra comprensión: hombres y mujeres eligen a veces una pareja que los maltrata física y psicológicamente;los esfuerzos para atraer a un compañero suelen fracasar; surgen conflictos en las parejas que producen espirales de culpa y desesperación; a pesar de sus buenas intenciones y promesas de amor eterno, la mitad de los matrimonios se divorcia… El dolor, la traición y la pérdida contrastan fuertemente con los conceptos románticos habituales sobre el amor. Crecemos creyendo en el amor verdadero, enencontrar a nuestro «único» amor. Suponemos que cuando lo hagamos, nos casaremos, seremos felices y comeremos perdices. Pero la realidad rara vez coincide con nuestras creencias. Una rápida ojeada a la tasa de divorcios, al porcentaje del 30 por 100 al50 por 100 de incidencia de las relaciones extramatrimoniales y a los ataques de celos que atormentan tantas relaciones echa por tierra estasilusiones. El desacuerdo y la disolución de las relaciones de pareja suelen considerarse signos de fracaso; se contemplan como una distorsión o perversión del estado natural del matrimonio; se cree que son señales de falta de adecuación personal, inmadurez, neurosis, falta de voluntad o, simplemente, falta de acierto en la elección de pareja. Esta concepción es radicalmente falsa: el conflicto en lapareja es la regla, no la excepción. Comprende desde la furia del hombre ante la mujer que rechaza sus insinuaciones amorosas hasta la frustración de la esposa cuyo marido no la ayuda en las labores del hogar. Este patrón general no se puede explicar fácilmente. Interviene algo más profundo, más revelador de la naturaleza humana, algo que no comprendemos del todo.

El problema se complica por elpapel fundamental que desempeña el amor en la vida humana. Los sentimientos amorosos nos hipnotizan cuando los experimentamos, y si no lo hacemos, pueblan nuestras fantasías. La angustia del amor predomina, por encima de cualquier otro tema, en la poesía, la música, la literatura, los «culebrones» y las novelas rosas. Contrariamente a lo que se suele creer, el amor no es un invento reciente de lasclases occidentales acomodadas. En todas las culturas se siente amor y se han acuñado palabras específicas para denominarlo1. Su difusión nos convence de que el amor, con sus elementos clave de compromiso, ternura y pasión, forma parte inevitable de la experiencia humana y se halla al alcance de todos2. Nuestra incapacidad para comprender la naturaleza real y paradójica de la pareja humana tiene uncoste elevado, tanto científico como social. Desde el punto de vista científico, la falta de conocimientos deja sin respuesta algunos de los interrogantes más desconcertantes de la vida, como por qué la gente sacrifica años de su vida.buscando amor y luchando por conseguir una relación. Desde el punto de vista social, nuestra ignorancia nos deja frustrados y desamparados cuando nos duele que laconducta de emparejamiento fracase en el lugar de trabajo, en una cita en el hogar. Tenemos que reconciliar el amor profundo que buscan os seres humanos con el conflicto que impregna nuestras :elaciones más queridas. Tenemos que ajustar nuestros sueños a la realidad. Para comprender estas desconcertan:es contradicciones, debemos mirar hacia atrás, hacia nuestro pasado evolutivo, un pasado que nos...
tracking img