Retardo perjudicial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8826 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Históricamente el retardo perjudicial fue contemplado en el primer Código de Procedimiento Judicial de Venezuela de fecha 12 de mayo de 1836, Título VII, Ley XIV, junto con la jactancia. En efecto, el artículo 10 de dicha Ley establecía:
Cuando alguno tenga que demandar a otro por jactancia o retardo perjudicial, deberá acreditar el hecho o fundamento de su solicitud, pudiendo instruirjustificación, en caso necesario ante cualquier Juez.

Y el artículo 20 establecía:
El Juez de Primera Instancia sin citar al demandado acordará o negará dentro de veinticuatro horas la providencia que se solicita con sólo la vista de los documentos que acompañan la demanda, la cual deberá hacerse por escrito. De su determinación sólo podrá apelar el demandante.

Elprocedimiento por retardo perjudicial continuó comprendiendo a la jactancia en los sucesivos Códigos de Procedimiento Civil de 1863, 1873, 1880,1898, 1904 y 1916, siguiendo la tradición de las leyes de partidas, según las cuales nadie podía ser obligado a demandar con excepción de los casos de jactancia y de retardo perjudicial.
En efecto, la Partida Tercera, Título II, Ley XLVII trataba de:“Cómo los judgadores pueden apremiar a algunos homes que fagan sus demandas contra aquellos que quieren ir en sus caminos.” La situación se presentaba cuando algunos hombres acechaban maliciosamente a los mercaderes que debían hacer sus viajes por mar o por tierra y cuando sabían que tenían sus mercancías y sus cosas aparejadas para irse, promovían demandas contra ellos para impedir que sefueran al tiempo que debían. La mencionada ley, para refrenar esta maldad, mandaba que el mercader u otra persona cualquiera que temiese esto, “pueda pedir al juez que apremie a aquel que le está acechando, quel faga luego su demanda et que la non aluengue fasta en la sazon que se quisiese ir; et el jues débelo facer, ca si el demandador estonce non quisiese su demanda mover, non debe después seer oidofasta quel demandado torne de su viage.”
Para la época de la sanción del Código de 1916, la acción de jactancia había desaparecido de los ordenamientos procesales y se había establecido el principio general Nemo invitus agüere vel accusare cogatur. Sin embargo, dicho código no obstante acoger este principio, mantuvo la jactancia como excepción al mismo, en su artículo 45 que establece:A nadie puede compelerse a comparecer en juicio como demandante, sino en los casos de retardo perjudicial, conforme a lo dispuesto en este código.

Y al regular el retardo perjudicial en el Título XI del Libro Tercero, Parte Primera, relativa a los Procedimientos Especiales Contenciosos, el artículo 672 estableció:
La demanda por retardo perjudicial procede cuando haydemora maliciosa del actor en promover su demanda. O temor fundado de que desaparezca alguna prueba promoverte.

El mencionado código distinguió dos casos de retardo perjudicial, uno que estaba contemplado en el artículo en el artículo 674, según el cual: “Caso de que la demanda sea por demora maliciosa, la solicitud se dirigirá a que se prevenga al demandado para que deduzca sus accionesdentro del término que el Juez señala, atendidas las circunstancias, so pena de no poder hacerlo sino cuando no sufra el promoverte el perjuicio que tema”; y otro en el artículo 675, según el cual: “Si la demanda se fundare en el temor de que desaparezcan algunos medios de defensa del demandante, la solicitud tendrá por objeto que se evacue inmediatamente la prueba. Respecto de este caso, lasfunciones del Tribunal se limitarán a practicar las diligencias promovidas, con citación de la parte contraria, la cual podrá repreguntar a los testigos, quedando al Tribunal que venga a conocer de la causa, la facultad de estimar si se han llenado las circunstancias requeridas para dar por válida la prueba anticipada.”
Desde la entrada en vigencia del actual Código de Procedimiento Civil, se...
tracking img