Retorica de aristóteles analisis final

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1205 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Retórica de Aristóteles
Tercer análisis

INTRODUCCIÓN:
Primero, y ya que no lo había mencionado anteriormente, hare un pequeño aporte relacionado con el autor y su Biografía. Aristóteles era un hombre nacido aproximadamente en el año 384 a.C en la provincia de Estagira en la antigua Grecia. Reconocido por sus trabajos académicos, Aristóteles ha escrito sobre gran diversidad de temas; desdepolítica y moral, hasta poética y felicidad, siendo él en el mundo occidental uno de los grandes pilares del conocimiento reconocido por todo el mundo como un filósofo brillante.
En esta ocasión, Aristóteles nos hace un acercamiento al arte de la retórica, su propósito, sus clases, los métodos y los resultados. Así como, las personas que se pueden ver involucradas y las disposiciones de cada uno deellos. Esta tercera parte como tal tratará, ya no de las clases de retórica o sus clases sino, de las disposiciones de ánimo de los jueces y los oyentes, así como, de las cosas comunes a las tres clases de retórica y los argumentos que se deben utilizar para lograr persuadir a los oyentes.
A continuación una pequeña descripción del segundo libro que compone el tratado sobre retórica deAristóteles. Además, y terminando este escrito, algunas conclusiones personales que plasmarán lo entendido y la manera en que los tópicos de la materia podría, yo, implementarlos en mi profesión como publicista.
DESCRIPCIÓN:
Puesto que previamente había hablado de tres tipos o maneras de hacer retórica: la deliberativa, demostrativa y la forense; es importante conocer y tener en mente que todas trestienen como propósito común juzgar. Y así como todo lo relacionado a juicio y a asuntos formales, es clave conocer la manera en la que se deben percibirse tanto jueces como orador, para el apropiado termino de los que son, claro está, los propósitos de la retórica; para lograr persuadir.
La preparación del orador debe ser notoria y real. Puesto que, sin una preparación adecuada, el orador demostraráinseguridad e inspirará desconfianza en el discurso además de, patinar en la aseveración de las premisas y en la implementación de los argumentos que las defiendan. Lo cual, de lejos, hace que los oyentes, es decir, los jueces, dejen de tomar por verídico lo enunciado por el orador y terminen juzgando en contra. Existen tres características que convienen ser parte del carácter del orador: Lavirtud, la prudencia y la benevolencia.
Pero, de la misma manera, es importante considerar la predisposición de aquel que escucha respecto al orador mismo y respecto al juzgado, si es que hay alguno, o respecto al tema que se desarrolle durante el tiempo de deliberación. Ya que, no es lo mismo juzgar al hijo y al hermano que, juzgar al enemigo o a un desconocido; de ahí la importancia de que, tantojueces como oyentes, o jurado, sean tan imparciales como sea posible y que además tengan pocos prejuicios respecto al tema.
De esta manera, Aristóteles introduce lo que, para él, serían algunas clases de sentimientos y predisposiciones que afectarían de manera tanto conveniente como inconveniente el juicio que se realice en contra o a favor del punto o argumento a que se quiere defender.Encaminando el discurso a traer a la memoria de los auditores tanto recuerdos como pensamientos que lo lleven a experimentar diferentes sentimientos y predisposiciones según convenga así del como aplacar en ellos tales emociones.
El autor habla sobre la ira, sus facetas y los efectos que esta emoción tiene sobre aquellos quienes la experimentan. Así también, aconseja encaminar el discurso a provocar estaemoción tanto en el jurado como en el acusado. Puesto que, obviamente conviene que el jurado se aire contra el acusado; pero también, conviene dejar al descubierto la falta de carácter del acusado por medio de este sentimiento que lo expone, ante el jurado, como una persona inestable e insegura.
Así mismo, Aristóteles aconseja procurar la tranquilidad cuando se quiera alejar o evitar juicios...
tracking img