Ruta de los piratas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12419 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INVACIONES PIRATAS
Sobre los ataques y las sorpresas al Puerto de Guayaquil, que durante el periodo colonial llevaron a cabo corsarios y piratas, se ha escrito bastante y desbarrado mas, confundiéndose lastimosamente el numero de invasores, sus resultados, los años y fechas en que tuvieron lugar, los nombres de los defensores de la plaza y de los jefes asaltantes. Hay quienes hacen llegar aGuayaquil a casi todos los aventureros que pasearon sus velas por el Pacífico. Y nos hablan de Drake, quien Nunca estuvo en Guayaquil y solo se detuvo en la Isla de la Plata para repartir el botín que había hecho frente a las costas de Chile y del Perú (1578) y de Ricardo Achines que viviendo del Estrecho no alcanzó nuestras aguas, pues fue desbaratado y hecho prisionero a la altura de Valparaíso, porla escuadra que al mando de don Beltrán de la Cueva despachó en su persecución de virrey Marqués de Cañete (1593) y de Jorge Anson, quien después de haber saqueado e incendiado Paita (1741) hizo rumbo directo a Panamá. Otros, menos escrupulosos todavía y mas fantásticos, escriben de “Pie de Palo” y “Manos de Oso”.
PRIMERA INVASIÓN
La primera invasión tuvo lugar en el año 1587, cumplidos 50 añosde la fundación estable de la ciudad, al pie del cerro “Santa Ana” llevada a cabo por el Capitán extremeño Francisco de Orellana, cuyo bustos, vaciado en bronce, obra de la inspirada artista nacional Rosario Villagómez, se yergue sobre la avenida Rocafuerte, merced al guayaquileñismo de Don Enrique Baquerizo Moreno, presidente de la extinguida Junta se Embellecimiento. El jefe de la expediciónera Robert
Thomas Cavendish, al que los cronistas y documentos de la época llaman: Tomas Candi y, en veces, Cándido. De distinguida familia inglesa y hábil marino, armo cuatro navíos, en los que abandono la rada de Plymouth el 22 de Julio de 1586. Pasó con felicidad el Estrecho y se presentó frente a las costas de Chile y el Perú, ávido de aventuras.
Rechazado en Arica, enderezo al norte,sugiriendo sorpresivamente en el puerto de Machala, a cuya altura echo a pique una de sus naves, que, azotada por las tormentas, había sufrido irreparables averías. Puso en tierra dos indios y un negro que hizo prisioneros en un falucho, y con el propósito de reparar sus otros tres bajeles que se encontraban también en mal estado continuo en busca de la Isla Puná. Adueñóse sin resistencia del pueblecilloentonces ubicado en lo que hoy llamamos Puná Vieja, metió fuego a la pequeña iglesia, armó su cuartel en el espacioso galpón del cacique, en que halló buena cantidad de jarcia y brea para el servicio de la Real Armada, y, con toda tranquilidad, púsose a reparar las averías que habían experimentado sus bajeles durante la larga navegación, dejando, para cuando estuvieren listos el ataque que sesuponía sobre la ciudad.
Estaba a la sazón de corregidor en Guayaquil, el capitán Don Jerónimo de Reinoso y Piédrole (1586-1589) natural de Jaén, en la provincia del mismo nombre, sujeto de grandes energías y de valor a toda prueba, muy celoso de su reputación de soldado, y fiel al juramento que tenia prestado al monarca, de rendir la vida en defensa de la plaza que se le había encomendado. Al teneraviso, por el virrey del Perú, de la aparición de los piratas en estos mares, levanto en la ciudad y pueblos vecinos toda la gente de guerra de que pudo disponer, a la que vino a sumarse una columna de 50 hombres bien municionados que, al mando del capitán Juan de Galarza, enviaron como auxilio los encomenderos de Quito. En todos estos afanes ayudo eficazmente al corregidor, don Toribio de Castroy Grijuela, vecino de lo principal; cual también lo hicieron, señaladamente, los capitanes y encomenderos: Alonso de Varga, Martin Ramírez de Guzmán, Baltazar de Nava, Alonso de Moltavan, Rodrigo Núñez de Bonilla y el bachiller Melchor de Barrionuevo.
Sabedor reinoso de que los piratas estaban entretenidos en Puná, recomponiendo sus navíos, resolvió atacarlos en la isla, para lo cual apronto...
tracking img