Salario en mexico y empleo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2788 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Salarios bajos, empleos precarios
Una radiografía del mundo del trabajo
Claudio Jones Tamayo
Es un lugar común leer o escuchar que en México, como en muchas economías emergentes, el empleo suele ser poco remunerado, escaso e inestable para amplios sectores de la población. Quizá más importante aún, se insiste hasta el cansancio que los salarios reales de la mayoría de la población se hanestancado o han sido pulverizados por la inflación desde hace 20 años aproximadamente. En fin, poco a poco se evidencia que las relaciones laborales se tornan cada vez más diferenciadas entre los sectores modernos de exportación y los establecimientos que producen para mercados nacionales segmentados y poco dinámicos. Después de todo, se dirá, no es que la economía mexicana no se modernice sino quelo hace frente a una sociedad muy desigualmente situada en sus propias habilidades y en las regiones del país para aprovechar un proceso semejante. Pero, ¿cuáles son, entonces, las soluciones efectivas que sociedad y gobierno pueden efectivamente buscar para su población trabajadora?
Ante este panorama, la llamada globalización no ofrece sino el enorme desafío de integrar a la sociedad y a laplanta productiva en una sola estructura dinámica, capaz de competir en los mercados. Pero lo hace en un horizonte de tiempo en el que la maduración de los procesos económicos y políticos sólo pueden conocerse y resolverse sobre la marcha, en el mejor de los casos. En otras palabras, la manifestación social del empleo precario1 lejos de atenuarse continuará o se agravará en la medida que laseconomías emergentes como la mexicana se rezaguen frente a la competencia global y no transformen, en un horizonte de mediano y largo plazos, sus instituciones del trabajo e incluso la distribución de capacidades de su población.
La disyuntiva que los mexicanos enfrentamos en el futuro inmediato es de una enorme gravedad: seguir siendo una nación donde abundan los salarios bajos y numerosos contingentesde compatriotas puede, en el mejor de los casos, migrar o apenas sobrevivir o empezar a atacar, en diversos frentes, a aquellos factores institucionales y sociales que perpetúan la cancelación de un mejor horizonte para más de la mitad de nuestra población aun antes de acceder siquiera a considerarse económicamente activa.
Es crucial empezar a identificar de qué tipo de factores puede depender elhecho de que más mexicanos prosperen no sólo en su ingreso y en su empleo sino en su posibilidad de organizarse eficazmente para el trabajo, de modo que sus derechos más elementales puedan cumplirse cabalmente (asociarse libremente, plantear y proteger sus intereses, etcétera). ¿Qué se necesita para que la sociedad pueda entrar en un círculo virtuoso de trabajo, oportunidades y prosperidad? Valeadelantar que no hay un factor que por sí solo arroje resultados seguros para la oportunidad de mejores empleos para nuestra población: ni un conjunto de cambios deseables a la legislación laboral ni un mayor gasto social por sí solos van alterar radicalmente la situación general, cerrando ipso facto la brecha que separa a la sociedad mexicana no sólo en sus ingresos como tales sino en sucapacidad para acceder a mejores ingresos. Menos aún servirá de algo la pura retórica de discursos políticos que prometen acabar con la pobreza sin ofrecer a cambio alternativas coherentes y específicas a la reproducción comunitaria y familiar de una economía de subsistencia.
Un bosquejo de la situación prevaleciente
Para empezar a comprender cómo llegamos al punto en el que nos encontramos en términosde empleo y remuneraciones es importante echar un vistazo al pasado. En este sentido, por supuesto, lo más fácil sería identificar a las crisis y a los ajustes macroeconómicos de los últimos lustros como los culpables últimos (o a los responsables políticos de ello si se quiere). Pero una respuesta tal sería incompleta y hasta truculenta en la medida que ignora el agotamiento de una forma de...
tracking img