Salubridad publica en siglo xix

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3967 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Medidas de higiene tomadas en Costa Rica en el siglo XIX.
Es un hecho que es prácticamente imposible concebir una sociedad civil sin adecuados y estrictos hábitos de higiene en toda la población a lo largo de su territorio. El Estado es el encargado de velar porque esas medidas de higiene sean las idóneas y sean acatadas por todos los ciudadanos. Este capítulo analizara las medidas de higienetomadas por el Estado costarricense durante el siglo XIX.
La higiene pública debe permanecer en constante mejora o si se quiere en constante modernización debido a la constante mutación de diversos virus que han llegado a causar incluso epidemias, es así como el estancamiento de las medidas de higiene pública se vería traducido en un terrible retroceso para la salud de la sociedad por el aceleradoaumento de la población. Costa Rica tiene condiciones excelentes para la rápida propagación de virus, bacterias y otras causas de grandes padecimientos, debido a lo estrecho del territorio, hay brisa muy húmeda que sopla durante todo el año además de las altas temperaturas en la mayoría del territorio nacional.
El siglo de 1800 básicamente se dividió en dos etapas una el antes y otra el despuésdel año de 1850. Antes de este año a pesar del relativo aumento en la riqueza y la facilidad para comunicarse con los demás Estados, no se hizo casi nada por mejorar la salubridad pública y reformar las costumbres antihigiénicas de la población. Fue a partir de la segunda mitad del siglo XIX que comenzaron a dar esfuerzos por proveer de atención de salud pública (inicialmente a los grupos másnecesitados) . Si bien los ferrocarriles y los puertos de Limón y Puntarenas trajeron mucha modernización para Costa Rica, también hicieron que la importación y propagación de los gérmenes fuera mucho más sencilla y rápida así como una fácil introducción de alimentos extranjeros en mal estado que representaban a la postre gran numero de intoxicaciones. Fue por esta vía principalmente (en menor medidapor la frontera norte) que se introdujeron al país los primeros casos de paludismo, cáncer, fiebre tifoidea, fiebre amarilla, influenza, cólera y escarlatina.
Por este motivo se desarrolla casi a los finales del siglo XIX el Reglamento de Higiene en los puertos del Servicio de Sanidad marítima del cual se destacaran los puntos más importantes a continuación.
Este reglamento indicaba que para lallegada a puerto costarricense de un barco nacional o extranjero, el cónsul del país era el encargado de firmar las patentes de sanidad del lugar de procedencia del barco y así mismo debía dividirlas en “limpias” o “sucias” dependiendo de si se ha tenido algún caso de alguna enfermedad epidémica las durante la travesía. Las únicas embarcaciones libres de este proceso de revisión eran extranjeras deguerra.
En el asunto de animales y ganado proveniente del extranjero también se tomaban medidas muy especificas, para poder desembarcarlos cada animal debía contar con una carta patentizada por un veterinario garantizando que este no contaba con ninguna enfermedad infectocontagiosa y luego ser reconocida por el cónsul. También se prohibía descargar los cadáveres de animales que hubieran muertode alguna enfermedad transmisible o que estuvieran ya en estado de descomposición.
El Estado debía velar que se acatara una serie de normas en los puertos para prevenir la propagación de enfermedades consideradas alarmantes. Los puertos debían estar equipados con aparatos modernos de desinfección (estufas, fumigadoras, bombas, etc.) y debían contar también con un lazareto cercano para llevar alos posibles casos de peste. A su vez la embarcaciones se dividían en tres clases: 1. Infectadas, todas las que poseían algún caso de alguna enfermedad peligrosa o algún pasajero hubiera muerto de enfermedades alarmantes. 2. Sospechosas, las que tuvieron casos pero no presentaron más en los últimos siete días (diez para la peste). 3. Indemnes, las que no hayan tenido casos en toda la navegación,...
tracking img