San agustin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1660 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Ciudad de Dios, San Agustín.

El cristianismo es, para Silva-Herzog, una doctrina de salvación, pero no una doctrina política. Inclusive le encuentra rasgos antipolíticos. Ahora bien, el hecho de que sea antipolítica tiene una enorme repercusión política: divide la vida de los hombres en una vida eterna y una vida terrena. De esta manera, el cristianismo puede entenderse como una vacunacontra la sacralización de la política: “al César lo que es...”.
El cristianismo relativiza la política: la pone en un segundo plano de la existencia. Además, enarbola la fraternidad, lo que es radicalmente distinto de la política entendida como conflicto.
El carácter subversivo del cristianismo radica en que, si relativiza a la política, llama a desobedecer el poder terrenal: “porque creo endios puedo cuestionar al rey” (recordar la figura del tiranicidio en el pensamiento de Juan de Mariana). Bajo esta óptica, la duda, el cuestionamiento sobre la política, puede venir de la fe. Después, el racionalismo vendría a cuestionar la fe, inaugurando una secuencia de cuestionamientos recíprocos.
El cristianismo invita a sembrar la duda sobre las lealtades.



Confesiones, San Agustín.En la visión de María Zambrano, las Confesiones inauguran un género introspectivo del yo que se hace manifiesto a los demás. A su juicio, esta obra marca el surgimiento del yo.
San Agustín pretende conciliar el conocimiento con la fe, es decir, la filosofía con la religión. Busca dejar atrás la idea entonces imperante de que toda mentira que refuerza la fe es bienvenida. Para él, dios ama larazón de los hombres, razón por la cual en nombre de él no puede justificarse la mentira.
Para San Agustín, la ruina de Roma obedeció a su perdición moral por la pérdida de religiosidad.
Mientras la ciudad de Dios conduce a los hombres a la virtud, la ciudad terrena los conduce al vicio (ahora bien, en el pensamiento de San Agustín, no debe confundirse ciudad terrena con orden político,porque para él el Estado es necesario).
Para San Agustín, hay una constante en la historia de la humanidad: la disputa entre la ciudad de dios y la ciudad terrena por el dominio de la vida de los hombres. La historia, para San Agustín, es esta dialéctica.
En la visión cristiana, la historia sí tiene un curso y un final. El cristianismo ve el drama de la historia como finito, es decir, no comoenfrentamiento perpetuo, sino que hay un desenlace donde terminan por ajustarse, en su verdadera dimensión, los hechos del pasado.
El Estado, para San Agustín, participa tanto de la ciudad de dios y de su virtud como de la ciudad terrena y sus tentaciones.
El Estado es necesario no porque contribuye a la salvación de uno o de pocos, sino de la humanidad entera. Por ello, la idea de toleranciaafrenta al cristianismo.
San Agustín se pregunta: ¿qué diferencia a la mafia del Estado? —pregunta que se mantiene desde San Agustín hasta Kelsen— ¿hay formas objetivas para distinguir al ladrón de la autoridad? Para él, lo que da autoridad al Estado es la justicia, no la fuerza.
En la interpretación de María Zambrano, para San Agustín, la historia es la historia de la esperanza: ésta es el motorde la historia.
La búsqueda de la gloria política, para San Agustín, aleja a los hombres del sendero de la esperanza. El sacrificio es el que acerca a los hombres a la consecución de la esperanza. Por ello, la política no puede ser considerada como una esfera que dote de sentido a las acciones humanas (contrario a lo que diría Maquiavelo, para quien la política se justifica por sí misma). Esdecir, la política no está autodotada de sentido sino que, por el contrario, su valor está en otro lado, al punto de que la política sólo tiene valor si es concreción de la divinidad (por momentos, en San Agustín se percibe una suerte de desprecio por la política).
Mientras San Agustín desacraliza la política, Marx la sacraliza. Ambos tienen un común denominador en su pensamiento en el sentido de...
tracking img