Sapere audre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (942 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sapere aude: ‘atrévete a saber’.

INTRODUCCIÓN
Hace mas de 2000 años, cuando la sociedad occidental apenas emergía, un proverbio latino nació, el cual hasta nuestros días ha mantenido su vigenciacatalogando una realidad para nadie indiferente; y es que desde que la historia nos remonta al Gran Imperio Romano, hemos observado que donde existe sociedad, existe derecho (UBI SOCIETAS IBI JUS),confirmandonos una situación que para nadie es un secreto y que la base del Derecho es en sí la Sociedad.
Así como los químicos, acogen como la base de su ciencia el estudio de la materia y loscambios que ésta experimenta durante las reacciones químicas, nuestros juristas, desde los mas remotos, han entendido que la base de nuestra ciencia (Derecho) es la Sociedad, que sin ella a ningún ladohabríamos de dar y que por esta naturaleza debíamos trabajar. En su inspiración, se crearon postulados de justicia que entraron a consolidarse como la base de las relaciones sociales existentes y a travésde un mecanismo, - internacionalmente reconocido y acogido- llamado "LEY" configuraron las voluntades del reino, en el caso de la monarquía y consensuaron las voluntades del pueblo, en el caso de lademocracia.

LA LEY
Pudiendo imaginar que se tratará de un ser viviente, la ley sería aquel animal fuerte, casi mitico, casi fantasioso, motivado por su soberana inteligencia, arraigado a estemundo como la tierra a los mares. Y es que, desde su primera concepción hace ya cientos de años, la ley ha permanecido intacta, cada vez mejorada y cada día mas necesitada.
Aparentemente no podría seresto mas obvio, de alguna manera la humanidad debía encontrar una salida que nos permitiera vivir en sociedad pues, desafortunadamente ni somos ángeles ni somos deidades, somos sólo humanos una especiecon un alto índice y tendencia hacia el error, el daño y la maldad.
Es esa naturaleza innegable fuente creadora y principal de la Ley, una presunción propia de mi filosofía, algo atrevida y...
tracking img