Se puede vivir sin placeres, pero no sin sentido de la vida.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (286 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Esa es un poco mi tesis, casi obsesiva, en este momento de mi vida. Se sitúa en el momento actual de la sociedad del bienestar, más bien del norte norte, Europa, EEUU.Bienestar que está hecho fundamentalmente de un cultivo gratificante de todos los sentidos externos, de todas las ventanas de nuestra personalidad, y como prolongaciónde éste, el creer que el placer es capaz de satisfacer a la persona.

En este momento es mi tesis obsesiva, porque uno constata que en esa sociedad de bienestarexportada a través de los medios de comunicación social, cuantas más condiciones tenemos para ser felices a través de la gratificación sensible, más insatisfacción hay en laspersonas.

Esto a mí me ha llevado a pensar que quizás la clave está exactamente aquí, que la fuente de la satisfacción personal no está tanto en el placer comogratificación inmediata a corto plazo, sino en el sentido como horizonte de luces largas, la vida qué, para qué, qué sentido tiene.

Desde el placer, por ejemplo, esimposible encontrar sentido al sufrimiento. Tengo unos amigos, un matrimonio que tiene una hija absolutamente incapacitada, que no puede incorporarse, no habla, gruñe, llevan 54años dedicados a ella. No hay fin de semana, no hay cine, nada. Y me comentan ¿qué será de nosotros si se muere la niña?, ¿qué sentido tendrá nuestra vida? No se tratade condenar el placer, bienvenido sea, pero no es el final, el placer siempre es corto, puntual, no tiene expansión.

En este momento, la sociedad de consumo haexportado ese modelo de felicidad y los lugares más pobres están deslumbrados por los comerciales. El problema de sentido es un problema fundamental que nos afecta a todos.
tracking img