Segunda parte el mundo de sofia (pag. 200 - 400)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1684 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EPOCA BARROCA.

Sucedían varios días desde que Sofía, no supiera nada de Alberto, pero ella se encontraba mirando el jardín para ver si Hermes fuera allí.
Ya encontrándose así, los conflictos de madre e hija siguen aumentando y aumentando, ya que sin ese caso la Madre de Sofía se reconcilia con ella y así poco a poco entra el interés de ellas entre sí.
Ya sin algún problema entre ellas,juntas planean el próximo cumpleaños de Sofía.

Aun siguen las postales de Hilde, y todas en alguna parte refiriéndose al próximo cumpleaños de la joven, ya así ella, emocionada por sus 15 años de vida. De una nueva forma, eh aquí un nuevo encuentro con Alberto Konx, se reanuda el curso de una relación filosófica de Sofía-Alberto.
Sofía pasó aburrida las últimas clases del curso. Había mejoradoen algunas materias después de iniciar el curso de filosofía. Solía pensar entre el sobresaliente y el notable en la mayor parte de las asignaturas, pero ese último mes había tenido un sobresaliente tanto en el control
de sociales como en una redacción hecha en casa. Las matemáticas se le daban peor. En la última clase les devolvieron una redacción escrita en el
colegio. Sofía había elegido untema que trataba de El hombre y la tecnología. Había escrito un montón sobre el Renacimiento y la
ciencia, sobre el nuevo concepto de la naturaleza, sobre Francis Bacon, que había dicho que saber es poder, y sobre el nuevo método científico.

Se había esforzado en precisar que el método empírico había precedido a los inventos tecnológicos. Luego había escrito sobre diversos factores negativosde la tecnología. Pero todo lo que hacen los hombres se puede utilizar para bien o para mal, había escrito al final. Lo bueno v lo malo es como un hilo blanco y un hilo negro que constantemente se entretejen, y a veces los dos hilos se entrelazan tanto que resulta imposible distinguirlos. Cuando el profesor repartió los cuadernos miró a Sofía guiñándole un ojo. Le había puesto un sobresaliente yel siguiente comentario: «¡De dónde has sacado todo esto?». Sofía sacó un rotulador v escribió con letras mayúsculas en el cuaderno: «Estoy estudiando filosofía». Al cerrar el cuaderno algo cayó de entre las páginas. Era una postal del Líbano. Sofía se inclinó sobre el pupitre y leyó la postal.

Querida Hilde. Cuando leas esto ya habremos hablado por teléfono sobre ese trágico accidente mortalocurrido aquí. A veces me pregunto si las guerras y la violencia podrían haberse evitado si los hombres hubieran pensado un poco más. Quizás el mejor recurso contra las guerras y violencia fuera un pequeño curso de filosofía. ¿Qué te parecería un manual de Filosofía de las Naciones Unidas, del que se pudiera regalar un ejemplar a todos los nuevos ciudadanos del mundo en su lengua materna? Sugeriréla idea al Secretario General de las Naciones Unidas. Me contaste por teléfono que ya cuidas mejor de tus cosas. Muy bien. Pues nunca he conocido a nadie con más facilidad que tu para perderlas. Me dijiste que lo único que habías perdido desde que hablamos la última vez era una moneda de diez coronas. Haré lo posible para que la recuperes. Yo estoy lejos de la patria pero tengo algún ayudante queotro que me puede echar una mano. (Si encuentro la moneda de diez coronas la incluiré en tu regalo de cumpleaños.) Abrazos de papá, que ya tiene la sensación de haber empezado el largo camino de regreso a casa.

Sofía acabó de leer la postal justo en el momento en que sonó el timbre anunciando el final de la última clase del día. Por su cabeza volaron un montón de pensamientos.

Andando conHermes delante pensaba en lo que era un animal. ¿Cuál era la diferencia entre un perro y un ser humano? Se acordaba de lo que había dicho Aristóteles respecto a esto. Él había señalado que tanto las personas como los animales son seres vivos con muchos e importantes rasgos comunes. Pero también había una diferencia esencial entre un ser humano y un animal, y esa diferencia era la razón en el ser...
tracking img