Sida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 99 (24549 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
THAILANDIA
Un monasterio budista funda el museo del sida
20.12.07 -
Vota

0 votos
[pic][pic][pic][pic][pic]
Opina Ver comentarios (0) Imprimir Enviar Rectificar
Cerrar Envía la noticia
Principio del formulario
Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.
|Nombre |[pic] |Email remitente|[pic] |
|Para |[pic] |Email destinatario |[pic] |

[pic]
Borrar    Enviar
Final del formulario
Cerrar Rectificar la noticia
Principio del formulario
Rellene todos los campos con sus datos.
|Nombre* |[pic] |Email* |[pic]|

[pic]
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Final del formulario
[pic][pic][pic]
Enfermos que mantienen la esperanza de vencer al virus del sida y cadáveres momificados de aquellos que ya sucumbieron tras un sufrimiento similar, son todos ellos inquilinos del atípico monasterio budista de Prabaht Nam Phu (Thailandia). El hospital del templo les aportaantirretrovirales gratis o a un módico precio.

TAILANDIA
El monasterio del sida
▪ Un templo budista acoge una clínica para seropositivos y un museo de víctimas del VIH
[pic]
Un paciente en el monasterio de Wat Phra Baat Namphu. (Foto: Narong Sangnak | EFE)
Actualizado miércoles 02/01/2008 20:23 (CET)
[pic][pic][pic][pic]
EFE
LOPBURI (TAILANDIA).- Enfermos que mantienen la esperanza de vencer alvirus del sida y cadáveres momificados de aquellos que ya sucumbieron tras un sufrimiento similar son los inquilinos del atípico monasterio budista de Wat Phra Bat Nam Phu.

El hospital del templo está lleno de pacientes esqueléticos que, con la piel oscurecida y llagada por las infecciones, intentan alargar al máximo su vida gracias al cuidado de los monjes y a los medicamentos antiretroviralesque reciben de forma gratuita o a un módico precio.

A unos pocos metros de esa clínica se encuentra el museo en el que se exhiben cadáveres momificados, cofres con cenizas y huesos de seres humanos que perdieron la batalla contra el sida, y cuyos restos nunca fueron reclamados por sus familias.

Los cadáveres, unos en formol y otros disecados, están expuestos en una espaciosa sala, y cercade cada uno hay un breve historial escrito que da algunos detalles sobre la vida de la víctima y las circunstancias por las cuales contrajo la enfermedad.

Así por ejemplo, un escrito relata la vida de un travestido que cambio de sexo y que ejerciendo la prostitución se contagió por medio de un cliente, y en otro se explica que el cadáver que el visitante contempla con cierto horror, correspondióa un homosexual con un comportamiento promiscuo.

También se expone la momia de un hombre que visitaba prostitutas, la de una mujer que contrajo el virus de su marido y de tres niños que nacieron infectados y fallecieron cuando todavía no habían cumplido los seis años.

"El museo abrió sus puertas gracias a los enfermos, pacientes del templo, que donaron sus cuerpos con el objetivo deconcienciar a las personas sobre el poder destructivo de este virus", explicó Sayamon Unboonrueng, miembro de la dirección de la fundación que se encarga de su gestión y recauda fondos para ayudar a los afectados por el sida.

La exhibición de cadáveres del llamado 'Museo de la vida' quiere ser un severo mensaje a la sociedad tailandesa sobre la amenaza del virus, desde el punto de vista de lasenseñanzas budistas sobre el ciclo de la vida y la muerte de todo ser viviente.

En Tailandia, han muerto cerca de medio millón de personas a causa de esa enfermedad desde que se detectó el primer caso en 1984.

Medio millar de internos
El templo, ubicado a 150 kilómetros al norte de la capital de Tailandia en las montañas de la provincia de Lopburi, es un complejo de pequeños edificios en el que...
tracking img