Silvestre pérez martínez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1019 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SILVESTRE PÉREZ MARTÍNEZ (1767-1825).

Es un tanto utópico resumir en un escueto escrito biográfico la ingente obra de este insigne arquitecto. Vamos a recorrer las fuentes que bebió para desarrollar su arquitectura.

Pérez es un auténtico admirador del sabio arquitecto Ventura Rodríguez, nacido en Ciempozuelos en 1717 y fallecido en Madrid en 1785. En sus principios, sigue la norma de Juande Herrera, arquitecto del Escorial; con el paso del tiempo se acerca a los estilos clasicistas: Palacio del Duque de Alba, Palacio de Liria, actual residencia de la Duquesa de Alba, Cayetana y, sobre todo, el Hospital General de Madrid.

Es elegido director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. A este clasicismo italiano, le siguió la corriente neoclásica, representada por otroarquitecto, Juan de Villanueva (1739-1811), cuya principal obra es el Museo del Prado.

Coetáneos de Silvestre Pérez que van a seguir el estilo clásico-romántico son: Justo Antonio Olaguibel (1752-1818), Antonio López Aguado (1764-1831) e Isidro González Velázquez (1765-1840).

Nuestro arquitecto Pérez fue un aventajado alumno de la Academia y esto le valió la protección de Ventura Rodríguez, quienlo llevó a las obras de la Basílica del Pilar de Zaragoza, que dirigía. Antes de esto, ya había efectuado destacados proyectos en la Corte, especialmente, el Palacio de los Duques de Villahermosa en el Paseo del Prado, hoy Museo Thyssen.

La Academia, en reconocimiento a su brillante hoja de estudios, le concede una beca de estudios para elevar su formación, en Roma. Allí conoce in situ losfundamentos, cimentación, volúmenes, etc de los edificios clásicos, estudia la obra del antiguo arquitecto, de antes de Cristo: Vitruvio, fuente de inspiración y saber de arquitectos, ingenieros, hidráulicos, etc. Aquí queremos tener un recuerdo especial para nuestro paisano y amigo, nacido en Épila, Tomás Ripa Medrano, estudioso brillante de este genio de las obras hidráulicas, que tanto tuvo quedesarrollar en su carrera de Ingeniero de Caminos, Puertos y Canales.

Tras la eventual conquista de España por Napoleón Bonaparte, éste nombra rey de España a su hermano José Bonaparte, conocido con despectivo título de rey intruso o Pepe Botella y éste se hace cargo de las instituciones de Madrid y, como no, de la Academia, con el fin de dar una nueva fisionomía a Madrid. Bonaparte encargó aSilvestre Pérez una obra faraónica: la unión del Palacio de Oriente con la Iglesia de San Francisco El Grande, a través de una avenida unida con colosales plazas, conjuntos ecuestres, arcos triunfales, jardines, etc. Diseñó el conjunto, pero no llegó a realizarse porque los gastos de la Guerra de la Independencia no lo permitían. Este proyecto lo realizó al ser nombrado Arquitecto Mayor de Madrid(1810).

A Silvestre Pérez, le tocó vivir una vida muy convulsa en la Academia, a causa del nombramiento por Napoleón de José Bonaparte como rey de España. La Institución se dividió en dos: unos aceptaron las instrucciones del llamado del rey intruso y otros las discutieron. Las luchas internas entre los académicos no se hicieron esperar y algunos fueron considerados como afrancesados. D. Silvestresólo estuvo exiliado en Francia entre los años 1812-1815, a su vuelta, realizó numerosas obras en Vascongadas.

Como decimos, los trabajos que Silvestre Pérez realiza en el norte de España son numerosos. Destacaremos algunos de ellos: en 1789, construyó la Parroquia de Motrico (Guipuzcoa) y en 1807, la de Bermeo (Vizcaya). Igualmente, diseñó varios proyectos: el Puerto de la Paz de Bilbao,trabajo de racionalismo más puro, con abundantes plazas y paseos, el Teatro de Vitoria, en 1817, el Hospital de Atxuri, en Bilbao, las Casas Consistoriales de San Sebastián y Bilbao. Al mismo tiempo, construye casas privadas en San Sebastián y Vitoria y la parroquia de Mugarda en La Coruña (1804). El último gran proyecto es el puente sobre el Guadalquivir en Sevilla (1824). Dejó una pléyade de...
tracking img