Simón bolivar estadista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1736 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Quito. 24. jul. 97. América, en particular, exalta hoy el
aniversario 214 del natalicio de uno de sus más preclaros
hijos, en quien convergieron para convertirse en ejemplo
perpetuo de sus pueblos, el genio militar, el ideal
emancipador y la inteligencia visionaria por la unión y paz de
nuestros países.

Predestinado como estaba a ser el protagonista de muchísimas
páginas de la historiauniversal, solo 47 años le bastaron a
Simón Bolívar Palacios para desarrollar y consolidar una
extraordinaria acción muy comparable a la que emprendieron
otros grandes personajes del mundo, caracterizados igualmente
por su nobleza, su visión constructora y la entrega
desinteresadas a las justas causas de la humanidad, que en
definitiva son las que salvan los siglos y permanecen como
ejemploimborrable en la mente de los hombres.

Cuando Bolívar, el Padre de Cinco Naciones, expiró en la
modesta alcoba de la quinta San Pedro Alejandrino (Santa
Marta, Colombia) la tarde del 17 de diciembre de 1830, hasta
ese instante memorable toda su existencia había estado
acompañada de singulares episodios plenos de humanismo y
virtudes que nacieron con él en la trescendental fecha del 24
dejulio de 1783, en el instante mismo en que su llanto de
saludo al mundo fue recibido con enorme alegría en la casa de
sus padres en la colonial ciudad de Santiago de León de
Caracas, capital de la Capitanía General de Venezuela.

Orfandad Prematura

Simón José de la Santísima Trinidad, nombres con que fue
bautizado el 30 de julio del mismo año, se convirtió en el
cuarto y último hijo deJuan Vicente Bolívar y María
Concepción Palacios Blanco.

A temprana edad perdió a sus progenitores, pero tuvo la suerte
contar con el afecto y apoyo tanto de sus familiares como de
maestros de la talla de Miguel Sanz, Andrés Bello y el
entrañable Simón Rodríguez (Simón Carreño Rodríguez), quienes
sembraron en su alumno los nobilísimos ideales que día a día
invocamos.

Talento cultivadoSin olvidar jamás las enseñanzas de sus valiosos preceptores,
el joven Bolívar comenzó a triunfar en la vida militar.

Los mismos deseos de superación lo hicieron viajar a Europa,
donde acumuló conocimientos y se integró a la vida social y
cultural. De allá retornó casado a la patria (1802) pero casi
enseguida enviudó, situación que determinó un nuevo viaje a
ese continente.

Observadorminucioso de la política imperante en tierra
europea, siguió uno a uno los sucesos ocurridos durante su
permanencia. Fue entonces que inspirado por el deseo de ver
en libertad a los pueblos americanos oprimidos -entre estos su
patria- lanzó su célebre juramento en el monte Sacro (Roma,
Italia, agosto de 1805) teniendo como gran testigo a su
querido maestro Simón Rodríguez.

En plena luchaDE nuevo en su natal Venezuela, Bolívar participó en las
luchas lideradas por el precursor Francisco de Miranda.
Triunfos y derrotas, misiones delicadas y decisivas surgieron
en la ruta del batallador personaje que nunca olvidó el
compromiso adquirido tiempo atrás en la colina que rodea en
unión de otras a la ciudad romana.

Con plenitud de bríos el caraqueño reanudó su quehacerpolítico y militar en 1811. DE allí, pues, la Campaña
Admirable iniciada en 1813, el discutido Decreto de Guerra a
Muerte promulgado en igual año, y la Carta de Jamaica de 1815.

Jornadas Claves

Obstentando el meritísimo título de Libertador, Bolívar pudo
observar que en el sentimiento nacionalista se afianzó en los
pueblos americanos y ello lo inspiró a redoblar esfuerzos por
una liberacióntotal.

Una mejor organización de las fuerzas patriotas determinó que
desde 1818 la victoria casi siempre acompaña a sus compañeros
de armas, desenlace que así mismo ratificaba sus virtudes de
estratega puestas de manifiesto al planificar campañas,
recomendar acciones o participar de forma directa en los
combates.

Las batallas de Boyacá (1819) y Carabobo (1821) son
testimonios...
tracking img