Sindrome de pancoast

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 80 (19920 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
REPÚBLICA DOMINICANA

PLAN NACIONAL ANTIDROGAS
2000 – 2005

Santo Domingo, Distrito Nacional 2000

1

PRESENTACION El gobierno que me honro en presidir, que habrán de terminar el 16 de agosto venidero, se fijó como una meta la elaboración de un Plan Nacional Antidrogas como una manera de articular todos los aspectos que entrañan el trabajo de enfrentar el fenómeno criminal delnarcotráfico internacional en todos sus ámbitos. Se hizo un trabajo paciente y se compartieron tareas durante un tiempo prolongado a fin de recabar que los más diversos sectores de la administración y de la sociedad virtieran sus puntos de vista, todo con el propósito de que la percepción nacional del fenómeno resulte bien comprendida y manejada con la eficacia que se requiere. En estos esfuerzos lasautoridades que promovieron las mejores iniciativas al efecto contaron con la asistencia y el apoyo de la Secretaría de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas y la Organización e Estados Americanos (OEA/CICAD), la cual ofreció su apoyo logístico sostenido para que el Plan Nacional Antidrogas surgiera como una elaboración equilibrada, eficiente y actual, en capacidad de sustentartodos los esfuerzos acumulados del medio social nuestro, que habrán de ser incesantemente recrecidos, dadas las sensitivas y penosísimas implicaciones que acarrea la resistencia de la sociedad nacional frente a este implacable y devastador flagelo. Así, pues, al poner en circulación el Plan Nacional Antidrogas, creo ineludible plantear que resultaría vana su suficiencia formal, si no pasare a serdesarrollado y aplicado por acciones concretas e iniciativas lúcidas de los distintos sectores comprometidos con su suerte. Se trata de un diseño estratégico que solo cobraría vida y plenitud en la medida que mediare la abnegación y el compromiso de la sociedad, cuyo alerta ha de ser suscitado en forma meticulosa y sistemática. Alcanzar un estado de conciencia generalizado es una ardua eimprescindible tarea de todos. Laborar en los escenarios más delicados y vulnerables, donde se anidan las fuerzas vitales de nuestras juventudes, es un trabajo que demandará una determinación muy resuelta y para ello se hace preciso contar con un plan maestro en capacidad de permitirnos una segura orientación en todos y cada uno de los pasos que vinieren a ser conducentes para refrenar y disminuir losdemoledores efectos sanitarios, psico-sociales, económicos, morales y de toda índole, que sabe desatar la implantación del fenómeno de las drogas ilícitas en detrimento de los pueblos. Nuestra misión ha sido, durante los últimos años que hemos desempeñado las más altas funciones del Estado, la de procurar una sólida y consistente actitud de respuesta a las urgencias y a los agravios que este gran malde los tiempos modernos nos ha venido imponiendo. La voluntad política que hemos encarnado en el período que está a punto de cumplirse, en cuanto a la necesidad de confrontación con todos los ámbitos que engendra la

2

criminalidad organizada, no ha sufrido merma ni desmayo por un solo instante. Sin embargo, hemos tenido siempre la convicción de que ésta no es una faena exclusiva de laautoridad del gobierno o de los litorales de la ley. Se trata, mas bien, de un esfuerzo coordinado, fuerte y permanente, que evite las dispersiones y que ofrezca todas las garantías de éxito que sólo saben surgir de las acciones de conjunto. Primordialmente, es en la familia donde se radica la trinchera mejor y todos los mecanismos y actores sociales que han de concurrir a la lucha desesperada contrael flagelo de la droga habrían de hacer girar su accionar, tomándola por eje, al tiempo que puedan tener como sustentación básica la estrategia que encierra este Plan Nacional Antidrogas, cuyo mejoramiento y perfeccionamiento, desde luego, se iría alcanzando sobre la marcha y conforme al curso que describan tales esfuerzos en la consecución de resultados satisfactorios. Dr. Leonel Fernández...
tracking img