Sintesis de veritatis splendor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1148 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL TESTAMENTO DE NUESTRA MADRE SANTA CLARA
El Testamento es un modo excelente de introducirse en lo que Clara quiere decirnos. Su autenticidad después de un estudio meticuloso, es verdadera. ¿Por qué escribió Clara el Testamento? Clara ha pedido la aprobación pontificia de la Regla, pero ésta no llega; ha obtenido la aprobación del Cardenal, pero aún no la del Papa, que, como sabemos, se hizoesperar mucho, hasta dos días antes de la muerte de nuestra Santa Madre. Durante esta espera, Clara, con la fe cierta de que su vocación y la de las hermanas es obra de Dios, interviene decididamente en primera persona dictando el Testamento, como una «memoria» de esta obra de Dios en su historia y en la de las hermanas, y por consiguiente como una confirmación importante y precisa de su voluntad,del ideal que ha guiado toda su vida y que deberá guiar la vida de todas las hermanas, si quieren ser fieles a la vocación divina. Aunque la aprobación no hubiese llegado, ¡las hermanas habrían oído su voz! ¿Para quién escribe Clara? Ciertamente para sus hermanas de San Damián, pero no es difícil advertir que las destinatarias del Testamento no son únicamente ellas, sino también las hermanas que«vendrán»: todas ellas están ya presentes en el espíritu de Clara, del mismo modo que junto a ella estaban ya todas presentes en el Espíritu del Señor que profetizaba en Francisco respecto de ellas (TestCl 17.39.50).
La introducción de este escrito está centrada en el tema de la vocación. Clara describe con claridad la que parece ser la intención de fondo del mismo Testamento y su argumentoprincipal, junto con la pobreza, parece ser lo que Clara siente más profundamente: se trata del amor fraterno, con todo lo que se refiere a las relaciones dentro de la comunidad. Pobreza y vida fraterna son los dos puntos clave que Clara quiere reafirmar, puntualizar, transmitir sin ambigüedad a las hermanas, para que «conozcan bien su vocación».
“El Testamento no posee la textura de una oración, sinola de una exhortación. Sin embargo, contiene varios fragmentos en los que se percibe claramente que la cofundadora de la Segunda Orden ha meditado su vida con la mirada fija constantemente en Dios. El hecho de empezar el testamento y últimas disposiciones con la expresión «En el nombre del Señor. Amén» (TestCl 1), no tiene nada de particular, es un reflejo de la costumbre de entonces. Pero, alinstante, desde su primera frase, Clara manifiesta la necesidad de dar gracias a Dios por su llamada a la vida evangélica: «Entre otros beneficios que hemos recibido y seguimos recibiendo de nuestro benefactor el Padre de las misericordias (cf. 2 Cor 1,3), y por los cuales estamos más obligadas a rendir gracias al mismo glorioso Padre de Cristo, se encuentra el de nuestra vocación; y cuanto másperfecta y mayor es ésta, tanto es más lo que a Él le debemos» (Test 2-3).
Esta obligación de dar gracias alude sobre todo a Cristo y a Francisco, fundador de la Orden: «El Hijo de Dios se hizo para nosotras camino (cf. Jn 14,6), que, de palabra y con el ejemplo (1 Tim 4,12), nos mostró nuestro bienaventurado padre Francisco, verdadero amante e imitador suyo» (TestCl 5).
Contemplando la puerta de laeternidad que se abre ante su alma, Clara ve nítidamente cómo la providencia divina se sirvió de Francisco para mostrarle el camino de su vocación, difícil y completamente nuevo para la mentalidad y sociedad de entonces. «Es, pues, deber nuestro, hermanas queridas, tomar en consideración los inmensos beneficios de Dios en nosotras; y, entre otros, los que por medio de su servidor, nuestro amadopadre el bienaventurado Francisco, se ha dignado realizar en nosotras» (TestCl 6-7).”
A continuación Clara subraya, con un énfasis especial, la obligación de ser modelo para las hermanas de los otros conventos y para la gente que vive en el mundo, sirviéndose para ello de la imagen del espejo, un rasgo típicamente femenino: «Pues el mismo Señor nos puso a nosotras como modelo para ejemplo y...
tracking img