Sintesis "el alquimista"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1531 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción.

El libro de “El Alquimista” es una obra muy buena que relata la forma en que un joven pastor cumple con su sueño de vida; logra realizar lo que siempre quiso, pero además, con muchas más aventuras, beneficios y satisfacciones. En este libro nos encontramos un gran número de valores; que sí te hacen reflexionar en la manera en que llevas tu vida acabo; y que además teenvuelven en la vida Santiago (el pastor), de una manera tan peculiar, que el libro se hace un poco rápido de leer.

Análisis.

Esta historia inicia con un joven pastor llamado Santiago, originario de un pequeño pueblo llamado Andalucía, en el cual había desde hace ya mucho tiempo un viejo castillo. El muchacho había tomado el oficio de pastor por que le gustaba viajar; pasaba todo eldía en las praderas de las montañas, buscando agua y comida para sus borregas, las cuales, llevaba a los pueblos para vender su lana, pero en especial le gustaba ir a un pueblo llamado Tarifa porque allí, un comerciante que le compraba lana, tenía una hija que le gustaba mucho, y mientras trasquilaban las ovejas el aprovechaba para conversar con la chica. Un día fue al pueblo para venderle lana alcomerciante pero este le dijo que aun tenía y que se esperara hasta la tarde para ver si se vendía; como a Santiago le gustaba leer se puso a leer un libro mientras esperaba y la hija del comerciante se le acerco y le dijo que si sabia leer entonces por qué era un simple pastor, él no le contesto esa respuesta, pero la razón por la que sabía leer era por que había asistido al seminario porque suspapás querían que fuera cura.
Un día, en lo alto de la montaña, empezó a oscurecer y el pastor buscó un lugar donde él y sus ovejas pudieran acampar, entonces se metieron al castillo, donde ya había tenido que dormir antes, y encima de la sacristía, que tenía un sicomoro abajo, se durmió, pero al igual que la ocasión pasada un sueño lo despertaba a la mitad de la noche; un sueño en el cual unniñito, que al principio jugaba con sus ovejas, lo tomaba de la mano y lo guiaba hasta las pirámides de Egipto y le decía: que si iba hasta ahí encontraría un tesoro.
Santiago que ya había tenido ese sueño dos veces en el mismo lugar decidió ir con una gitana que sabía, supuestamente, interpretar los sueños; al llegar con ella, primero le empezó a realizar unos ritos en un lenguaje que elno conocía y luego le dijo que le contara el sueño, Santiago se lo contó, un poco apresurado porque ya había pasado tiempo y no llevaba mucho dinero, y cuando el termino la gitana le dijo que en ese momento no le iba a cobrar si juraba que le iba a dar el 10% del tesoro que encontrara, el muchacho acepto y entonces ella le dijo que tenia que ir hasta las montañas de Egipto y que ahí iba aencontrar un tesoro. El pensó, tanto para que me dijera lo que ya se, entonces se fue y se quedó muy pensativo por lo que le dijo. En el camino se encontró a un viejito que le empezó a hacer la plática y al poco tiempo empezó a decirle cosas parecidas a lo que la gitana le había dicho, entonces Santiago pensó que era un truco de la gitana para sacarle algo de dinero. El señor le hablo de una manera muysabia, acerca de las señales que el mundo le daba a los hombres pero que muchas veces no sabían interpretarlas y también le hablo de la Leyenda Personal que esta escrita pero que casi nadie sigue por miedo, le dijo que si le daba el 10% de su rebaño lo ayudaría en la búsqueda de su tesoro. Santiago le dijo que lo iba a pensar y que mañana le llevaría la respuesta.
Al otro día Santiago partiócon el 10% de sus ovejas para vendérselas al señor, se las dio y el señor se las pago, también le dijo que el era Melquisedec, el rey de Salem y le dio unas piedras muy bonitas que se llamaban Urim (blanca) y Tumim (negra), que estaban incrustadas en un torso de oro que llevaba debajo de sus ropas; y le dijo que esas piedras le ayudarían a contestar preguntas objetivas, la negra era sí y la...
tracking img