Soberanía petrolera en venezuela.

Soberanía Petrolera en Venezuela.
La recuperación de Petróleos de Venezuela y de la soberanía petrolera ha sido uno de los grandes retos del Gobierno Bolivariano, asumido con todas sus consecuencias con el impulso a la Ley de Hidrocarburos del 2001 y con el Plan Colina, puesto en práctica durante el golpe petrolero 2002-2003 para el rescate de la industria. No ha sido tarea fácil. En los años dela IV República, las transnacionales eran las dueñas de las riquezas de nuestro subsuelo.
Es por ello que el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, crea la segunda fase de la verdadera nacionalización del petróleo, a la que ha llamado "Plena Soberanía Petrolera", apuntando a" corregir las desviaciones heredadas" y desactivar todos los síntomas de dominación en el ámbito petrolero. Unplanteamiento que se dirige al manejo limpio y probo de los recursos de la Industria Petrolera, para direccionarlos hacia el mejoramiento y bienestar social del pueblo venezolano.
 La soberanía petrolera es de similar trascendencia a la producida por el descubrimiento del petróleo en Venezuela, resulta el reconocimiento de sus reservas como las mayores del planeta. Si tan importante anuncio sehubiese producido en circunstancias de coincidencia de intereses entre el Estado venezolano y las transnacionales petroleras, seguramente sería notorio el centimetraje mediático que daría cuenta del hecho como un acontecimiento histórico para el desarrollo nacional. Sin embargo, poco o nada se ha dicho para resaltarlo como realmente relevante y ya en ello se intuye el carácter soberano de la políticapetrolera venezolana desarrollada a partir de 1999.

Cuando se inicia la gestión de Gobierno del presidente Chávez se identifica como estratégica la explotación, industrialización y comercialización de los hidrocarburos, en dos sentidos: como actividad económica dinamizadora del aparato productivo nacional, mediante sus capacidades de generación de ingresos y de integración productiva, y comopalanca geopolítica para el reposicionamiento de Venezuela en la comunidad internacional. Ambas potencialidades son maximizadas a través del diseño de un política petrolera que considera como punto de partida el fortalecimiento de la Opep como mecanismo negociador para la recuperación, la reafirmación de la propiedad de los hidrocarburos que se encuentran en el subsuelo de la nación y el rescate delcontrol de la actividad petrolera desde el punto de vista del régimen tributario y legal.

Con el éxito esperado se alcanzan nuevos acuerdos en el seno de los países exportadores de petróleo a partir de la cumbre petrolera de la Opep realizada en Caracas, que se manifiestan en una tendencia de crecimiento de los precios en el mercado internacional, fortalecedora del poder negociador de estaorganización frente a los monopolios transnacionales de las grandes potencias mundiales. Precios en alza revitalizan los ingresos nacionales y permiten avanzar en el plan económico nacional, orientando al crecimiento endógeno de la actividad económica y sentar las bases para la recomposición institucional, jurídica y financiera del país. Se dictan las leyes habilitantes y con ellas se revela que elpoder hegemónico del capital está dispuesto a tolerar el cambio político e institucional, pero nunca cederá su hegemonía en lo económico financiero; golpe de Estado y sabotaje petrolero son las respuestas al nuevo marco legal para la acción económica.

Fue necesario superar la conspiración petrolera para concienciar la inmediata necesidad de renacionalizar la industria petrolera. Lanacionalización que se produjo en enero de 1976, concertada con los intereses transnacionales, garantizó la continuidad de las corporaciones internacionales en la planificación, desarrollo y aplicación de la estrategia petrolera con ingerencia en el manejo administrativo de la industria y el control de la comercialización de los hidrocarburos.

Derrotada la conspiración petrolera se inicia una nueva etapa...
tracking img