Something interesting

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8197 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN HISTÓRICO DE LA INTRODUCCIÓN DEL PROTESTANTISMO EN INGLATERRA

Thomas Cranmer, Arzobispo de Canterbury.

HUGH ROSS WILLIAMSON

1

Nota biográfica sobre el autor: Hugh Ross Williamson (1901-1977) era hijo de un pastor congregacionalista, una de las sectas protestantes más antiguas en Inglaterra. Obtuvo un grado en Historia en la Universidad de London y trabajó como periodista. Suprimer libro, un trabajo de crítica literaria, apareció en 1923, pero luego se dedicó a trabajos históricos, de los que escribió más de cuarenta. Fue una destacada autoridad sobre la época de los Tudor y Estuardos, y era reconocido como la eminencia máxima sobre el ―Complot de la Pólvora‖: demostró que los católicos complicados en una tentativa para hacer saltar al rey Jacobo I con todo suParlamento (1605) fueron engañados por agentes provocadores del gobierno, con el objeto de azuzar el odio público contra los católicos. Escribió también varias obras de teatro de mucho éxito, incluso una sobre Santa Teresa de Ávila y otra sobre Santa Bernardita. Sus investigaciones históricas lo llevaron al convencimiento de que el Catolicismo era la verdadera religión fundada por Jesucristo. Como en elcaso del Cardenal Newman, Ross Williamson creyó primero que Inglaterra volvería a la Fe al hacerse católica la Iglesia de Inglaterra. Fue así ordenado como ―sacerdote‖ anglicano (la Iglesia de Inglaterra no tiene sacerdotes y sus órdenes son totalmente inválidas) en 1943, y como miembro de la rama ―Anglo-Católica‖ de la Iglesia de Inglaterra trabajó por el retorno de la Misa a las iglesiasanglicanas. En 1954 escribió The Great Prayer —La Gran Oración—, uno de los trabajos más autorizados sobre el Canon Romano. Pero, igual que Newman, se dio cuenta finalmente de que la comunión anglicana no forma parte de la Iglesia Católica y que debía someterse a Roma. Él y su familia fueron recibidos en la Iglesia Católica en 1955. El huracán del Vaticano II lo acongojó en sumo grado. Creía que laIglesia, al suprimir la Misa Tridentina, estaba aceptando el mismo protestantismo que él había rechazado en 1955. Para explicar su objeción al Novus Ordo Missæ publicó dos pequeños libros. Enfermo desde 1970, era visitado regularmente por el entonces Primado de Inglaterra, Cardenal Heenan, quien mucho lo admiraba, al punto de declarar públicamente que todos los católicos de habla inglesa tenían unadeuda de gratitud con Hugh Ross Williamson. Murió en 1977, fortificado con los ritos de la Santa Iglesia Católica, apenas once días después de cumplir 77 años. Fue un gran scholar, siempre cortés y desafiante, nunca fatuo o altivo, un convertido en la mejor tradición inglesa de Chesterton y Belloc. Michael Davies

2

Un historiador inglés tiene naturalmente de qué desconfiar de los cambioslitúrgicos. Él sabe que en su país eso ya pasó y que las consecuencias han acelerado su trasfondo religioso. De lo que sin embargo no se da cuenta siempre es de que, con excepción de los especialistas, sólo poca gente se interesa en un tema tan restringido, y que la indulgencia general ante ciertas acciones tiene su fuente menos en la mala fe que en la ignorancia. La reforma de la liturgia que tuvolugar en Inglaterra en el siglo XVI fue, en una amplísima medida, la obra de Thomas Cranmer, quien, como arzobispo de Canterbury, era omnipotente en el ámbito religioso desde 1547 a 1553. Era bastante franco sobre sus intenciones, no buscando de ningún modo ocultar su opinión de que el poder de ―la gran ramera, es decir, de la sede pestilencial de Roma‖, residía en ―la doctrina papista de latransubstanciación, de la presencia real de la carne y sangre de Cristo en el sacramento del altar (como ellos dicen), y del sacrificio y de la oblación de Cristo hechos por el sacerdote para la redención de los vivos y de los muertos‖. He allí lo que había que destruir. Era necesario que la gente aprendiera que Cristo no estaba en el sacramento sino sólo en aquéllos que lo recibían dignamente. ―Comer y...
tracking img