¿Sujetos sujetados? un análisis sobre el flagelo auto-infligido entre la población carcelaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Sujetos sujetados? Un análisis sobre el flagelo auto-infligido entre la población carcelaria
Maximiliano Albornoz – UBA
albornozmj@yahoo.co.uk

Resumen En el presente trabajo me propongo analizar desde una perspectiva hermenéutica la práctica recurrente entre la población carcelaria del flagelo auto-infligido al cuerpo. Para el análisis de la misma retomaré el concepto de Erving Goffmansobre las mutilaciones del yo acometidas dentro de las instituciones de reclusión, en tanto se coartan las libertades del cuerpo para expresarse y movilizarse libremente. En este sentido aventuro una potencial hipótesis que se aleja de la pasividad propuesta por el autor anteriormente citado en sus primeros trabajos, sugiriendo que el auto-flagelo operaría como una resistencia subjetiva, un últimodominio de la propia corporabilidad, en la que el sujeto privado de ciertas libertades, se manifiesta aún a costa de su propio bienestar físico.

Introducción En 1942 Borges escribía “La Forma de la Espada”, cuento que sería incluido en su majestuoso Ficciones (1956). En el mismo nos narra la historia de Vincent Moon, irlandés radicado en la zona de Corrientes quien exhibía en su rostro unacicatriz, hecha durante los años de la Guerra Civil Irlandesa1. Esta cicatriz era la marca del oprobio y de la vergüenza por traicionar a sus camaradas; marca que, por cierto, se había auto-infligido. Foucault (2006) señala que estas marcas infligidas en el cuerpo fueron una práctica recurrente durante el Medioevo y la modernidad como el montaje de un espectáculo que posicionaba a su portador como sujetode burlas, vergüenza y humillación pública en reprimenda por haber traicionado a las más sagradas instituciones de la época: la monarquía por un lado y la Iglesia Católica por el otro (Foucault 2006:17). La referencia literaria nos introduce a una práctica que, salvando las distancias, mantiene ciertas vinculaciones con el espectáculo que nos habla Foucault. Quedará pendiente una genealogíahistórica sobre la práctica del flagelo como signo de vergüenza, y los efectos que produce en la subjetividad de los individuos. En este caso nos centraremos en el flagelo autoinfligido dentro de la población carcelaria. Este flagelo se manifiesta de diversas maneras: si

1

Guerra propiciada por un desacuerdo entre las facciones que por un lado buscaban sumar a Irlanda dentro de la Commonwealth yaquellas que buscaban su independencia e incluso una revolución socialista. Ver HOPKINSON, Michael (1988) Green against Green - the Irish Civil War. London: Routledge

1

bien los cortes con elementos punzantes sobre las extremidades son los más recurrentes, se registran otros casos como ilustra Ramón2, oficial retirado del Servicio Penitenciario Federal:
“Se cortan […] pero también tecabecean las paredes, las puertas, todo lo que pueda hacerles mal se lo hacen […] Incluso una vez llevamos a uno que había comido mierda, un asco… Lo habíamos mandado para buzones3 porque armó bondi y para salir de ahí cagó a un costado y se comió todo”

Estos daños no pueden ser rotulados bajo el título de espectáculo en el sentido que Foucault introduce, en tanto no son efectuados para denostarhumillación. Por lo que podríamos aducir que existen razones más profundas por las cuales son practicadas: ¿cuáles son? ¿cómo podemos entenderlas?. A modo de respuesta sugeriré que se opera una resistencia subjetiva mediante estas prácticas; resistencia que se ubica en el centro de las tensiones cotidianas entre los sujetos que se hayan dentro de estas instituciones de encierro. Volveré sobre estepunto más adelante.

Precisiones teóricas, precisiones metodológicas En la actualidad ejerzo como docente en una escuela secundaria perteneciente a la Provincia de Buenos Aires, escuela que funciona bajo la modalidad de contexto de encierro. Fue durante este ejercicio que tomé contacto y conocimiento de las prácticas de cortes y flagelos. Si bien mi doble situación de estudiante de antropología...
tracking img