Tareas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1658 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic][pic][pic]

[pic]
[pic]
22 ° C
 Identificarse | Registrarse [pic]
Hoy es lunes 27 de septiembre de 2010
Principio del formulario
Buscador   [pic][pic]  [pic][pic]
Final del formulario
•   INICIO  
• ARCHIVO|
• HEMEROTECA|
• CLASIFICADOS|
• FOTOGALERÍAS|
• SUPLEMENTOS|
• INTERACTIVO|
• AGENCIA Y TIENDA VIRTUAL|
• VIDEOS  |
• [pic] •  
• NACIONAL
• INTERNACIONAL
• EDITORIAL
• LA LAGUNA
• GÓMEZ Y LERDO
• FINANZAS
• ESPECTACULOS
• DEPORTES
• NOSOTROS
• CULTURA
• REPORTAJES
• La i Laguna
Inicio :: EDITORIAL viernes 15 de abr, 2005
[pic][pic][pic][pic][pic][pic][pic]
Mi credo personal
Por: Patricio De La Fuente
A mi familia entera. A todos los inolvidablesamigos que siempre están a pesar de todo.
Dicen por ahí que el editorialista jamás debe ser autobiográfico pues se expone de mil maneras a ser atacado, a que lo malinterpreten, lo eleven a las alturas o permitan caiga estrepitosamente. No coincido con lo anterior; al escribir reflejamos quizá inevitablemente todo lo que somos y sentimos, dejamos ver la materia de la que estamos compuestos, en fin,todo nuestro ser se torna vulnerable, está al rojo vivo. ¿Pero qué importa finalmente? ¿Acaso escribir no es un símil de la vida misma; es decir, batallas constantes, cuestas hacia arriba, olas embravecidas, molinos de viento, seres extraordinarios, hienas por doquier? ¡Claro que sí!
Hoy he decidido confesarme para todos: hacia el que me conoce estas líneas para que me conozca mejor; hacia el quenada sabe de mí el deseo de que sepa un poquito más; para el que en su corazón guarda odio y rencor por alguna palabra expresada las ganas o súplica de ser perdonado; para quienes me admiran caigan en la cuenta de que no soy grandioso a mis veintisiete años pues la grandeza sólo se adquiere con el implacable paso de los años. Hago este ejercicio como esfuerzo catártico para purificarme, además creoque los lectores merecen honestidad.
Por ello digo que:
Creo en la familia por sobre todas las cosas, con sus defectos y virtudes. Hay que luchar por que permanezca sólida y fuerte a pesar de los vendavales. Al final del camino nuestra descendencia será la única huella de lo que algún día nosotros fuimos.
Creo en que un día sin hacer un amigo es un día perdido, por ello por la amistad doy todoy la he convertido en una religión, sin embargo los verdaderos compañeros de mil batallas se cuentan con los dedos de las manos. Debemos caer en la cuenta de que a lo largo del sendero muchos se irán. Dejémoslos volar.
Creo en Dios como ser lleno de luz y fuerza, como alguien que se ríe de nuestros pecados y toma con cierta gracia nuestros tropiezos. En las horas bajas acudo a él, le agradezconunca haberme desamparado a pesar de haber podido ser una decepción en ciertos momentos.
Creo en el trabajo como inspiración. En el periodismo escrito encontré mi refugio, un entorno privilegiado del que nunca quisiera salir. La pluma debe ser utilizada para construir, para moldear conciencias, ante todo para defender lo indefendible y tenderle la mano a aquellos que por avatares incomprensiblescarecen de voz para gritar.
Creo en la sencillez no como valor sino como ejercicio diario. A veces la pierdo pero siempre estaré en busca de ella. Cuando la gente muere se suelen rememorar muchas cosas. He enterrado ya a muchos y lo primero que salta a la vista, la frase que suele definir a quienes lograron algo, reza: “Ante todo fue un hombre sencillo”.
Creo en México hondamente pero me dueleverlo tan disperso, poco unido, carente de esperanza y sediento de justicia. Nunca perderé la fe: los mexicanos somos capaces de salir adelante, de hacer milagros; únicamente falta la unión.
Creo en la sabiduría que emana de los adultos mayores. Platicar con ellos es, fue y será una delicia que siembra en este columnista una pequeña huella.
Creo en confrontarse y verse al espejo de cuerpo...
tracking img