Teología

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 204 (50802 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA QUE ES . EL MISTERIO DE DIOS EN EL DISCURSO TEOLOGICO FEMINISTA. (E. A. Johnson)

TRASFONDO: HABLAR DE DIOS EN LA ENCRUCIJADA DE LAS GRANDES PREOCUPACIONES.

1. INTRODUCCION: HABLAR RECTAMENTE DE DIOS

UNA CUESTION CRUCIAL Actualmente el interés por el recto lenguaje sobre Dios sigue excepcionalmente vivo, gracias al discurso de un considerable número de mujeres que históricamente hanllevado la responsabilidad de encender la lumbre y de alimentar al mundo. En la iglesia esta exclusión ha sido efectiva por doquier: en credos eclesiales, doctrinas, oraciones, sistemas teológicos, culto y liturgia, modelos de espiritualidad, conceptos de misión, orden eclesial, autoridad y disciplina. Y, especialmente efectiva en el lenguaje sobre Dios. A pesar de haberse dicho desde la oficialidadque Dios es espíritu y que, por tanto, está por encima de cualquier identificación sexual, masculina o femenina, lo cierto es que el lenguaje cotidiano de la predicación, el culto, y la enseñanza transmite un mensaje distinto: Dios es masculino, o al menos se parece más a un hombre que a una mujer, o es más adecuado que nos dirijamos a él como hombre que como mujer. Resulta evidente que esteexclusivo lenguaje sobre Dios sirve para consolidar un mundo que excluye o subordina a las mujeres. De manera gradual o de improviso, pacíficamente o irritadas, con entusiasmo o con angustia, miles de mujeres y algunos hombres están ya de vuelta del restrictivo legado de la exclusividad del lenguaje sobre Dios. Las teólogas feministas van modelando un nuevo lenguaje sobre Dios que, Rebeca Chopp dice,son discursos de transformación emancipatoria, orientados a un nuevo modo de vivir juntos, unos con otros y con la tierra.. Estas mujeres se sienten comprometidas en un creativo "dar nombre aproximado a Dios" (como dice Mary Daly), desde el ámbito de su propia experiencia. No se trata sólo de un empeño intelectual, sino de un movimiento que hunde profundamente sus raíces en el espíritu humano. Lasmujeres reclaman su carácter de sujetos activos de la historia y tratan de ir dando nombre a Dios a partir de esa identidad emergente, con repercusiones prácticas y críticas. El lenguaje sobre Dios en imágenes femeninas no sólo supone un reto a las imágenes masculinas del lenguaje tradicional sobre Dios. Más bien, pone en cuestión las estructuras predominantes del patriarcado. Proporciona unavisión distinta de la comunidad, en la que lo último será lo primero, los excluidos serán incluidos, los poderosos caerán de sus tronos y los humildes serán exaltados (Lc.1,52), una comunidad caracterizada por relaciones de reciprocidad, de amor y de justicia.

¿Cuál es el modo de hablar de Dios frente a la recuperación de la dignidad y la igualdad humanas de la mujer? Se trata de una cuestiónteológica crucial. Lo que está en el candelero es la verdad sobre Dios, inseparable de la situación de los seres humanos, y la identidad y misión de la propia comunidad de fe. CONTEXTO: LA MEDIACIÓN DEL MISTERIO EN LA HISTORIA El insondable misterio de Dios siempre se ha visto sometido a la mediación del discurso histórico cambiante. Las palabras sobre Dios son culturales, entretejidas de lastradiciones y avatares de la comunidad de fe que las usa. Conforme cambian las culturas, cambia el lenguaje sobre Dios. Tomás de Aquino trata con clarividencia de la legitimidad de esta evolución histórica. No es necesario limitar el lenguaje sobre Dios a la terminología que usa la Escritura, ni a la que fue acuñada por la tradición posterior. Podemos usar con confianza el nuevo lenguaje con tal que laspalabras signifiquen algo que caracterice al Dios vivo sujeto a la mediación de la Escritura, de la tradición y de la experiencia actual de fe: por ej. como acción liberadora o como autoimplicación amorosa hacia el mundo. Más aún, la urgencia de condenar el sexismo, nos obliga a encontrar modos más adecuados de expresar la antigua buena nueva que debe proclamar la fe. La realidad de Dios es un...
tracking img