Teologia pastoral

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10421 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UCA - Facultad de Teología 2011 / 2o sem / 4 hs
Cátedra de Teología Pastoral 1 5o Bach. - 2o Prof.
Teología Pastoral I

HACIA UNA ESPIRITUALIDAD PASTORAL
Unanueva espiritualidad para una nueva evangelización [1]

Unidad IV, punto 3.

1. La convocación eclesial a la santidad y a la misión
2. La mística evangelizadora centrada en la caridad pastoral
3. La conversión pastoral para una nueva evangelización urbana

En el marco de las complejas relaciones entre la teología, la pastoral y la espiritualidad, considero la dimensión espiritual de laacción pastoral. Como ya se vio, la disciplina teología pastoral considera teológicamente la acción pastoral de la Iglesia en la historia (PDV 57). Sobre esa base considero la espiritualidad de la acción pastoral y, en particular, la necesidad de una nueva espiritualidad urbana para animar la nueva evangelización en la pastoral urbana. Advierto que aquí no desarrollo una espiritualidad del hombreurbano, ni del cristiano como ciudadano, ni del porteño o el bonaerense, lo que supera mis posibilidades y requiere una meditación más profunda. Me limito a fundamentar teológicamente el llamado a una nueva actitud espiritual para la misión urbana.
La reflexión sigue tres pasos: plantea la con-vocación eclesial a la santidad y la misión de todos los fieles cristianos (1); analiza laespiritualidad, el espíritu o la mística evangelizadora implicada en la teología de la acción apostólica y centrada en la caridad pastoral (2); por fin, indica la necesidad, tan sentida, de impulsar una conversión espiritual – misionera para una nueva pastoral urbana (3).

1. La convocatoria eclesial a la santidad y la misión
1. La dimensión espiritual de la pastoral es inseparable de la espiritualidadimplicada en la vida cristiana o de la existencia cristiana como vida en el Espíritu. La espiritualidad pastoral nace de la vida cristiana entendida como el desarrollo de la vocación bautismal a la santidad y la misión.
La llamada universal a la santidad y la llamada universal a la misión se comprenden en el marco de una teología de la Iglesia como Pueblo de Dios, santo y misionero, y de unacomprensión del ser humano llamado a la santidad personal y comunitaria. Todo fiel cristiano, miembro visible del Cuerpo de Cristo por la fe y el bautismo, está convocado a ser santo y evangelizador.
“La llamada a la misión deriva de por sí de la llamada a la santidad. Cada misionero, lo es auténticamente, si se esfuerza en el camino de la santidad… La vocación universal a la santidad está estrechamenteunida a la vocación universal a la misión. Todo fiel está llamado a la santidad y a la misión…” (RMi 90).
En esa Encíclica, Redemptoris missio, Juan Pablo II afirma que la llamada a la misión deriva de la vocación a la santidad y que todo fiel cristiano está convocado a la santidad misionera. Once años después, profundiza en esta verdad en la Carta Novo millennio ineunte.
2. En el nuevomilenio, el Papa invita a la Iglesia a remar mar adentro (Lc 5,4) y recorrer una nueva etapa de su camino evangelizador (NMI 1).[2] Por ser peregrina, ella tiene una dinámica misionera permanente y, después del Jubileo, debe impulsar un nuevo dinamismo evangelizador (NMI 15). El Pueblo de Dios debe reiniciar el camino de la santidad y la misión desde Cristo. Al final del capítulo segundo, dedicado acontemplar el rostro de Cristo, se pasa de la metáfora de la navegación a la de la peregrinación y se exhorta a retomar el camino de la santidad evangelizadora.
“La Iglesia, animada por esta experiencia, retoma hoy su camino para anunciar a Cristo al mundo, al inicio del tercer milenio: Él ‘es el mismo ayer, hoy y siempre’ (Hb 13,8)” (NMI 28).
Reiniciar el camino de la nueva evangelización en la...
tracking img