Teologia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10916 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Los grandes deseos
en la vida espiritual

PRESENTACION

Con gusto publicamos este interesante estudio del P. Edward Kinerk, S. J. sobre la importancia de los "deseos" en la Experiencia de Ignacio y en la espiritualidad que heredamos.

Los deseos son la fuerza impulsora que mueve a la persona. Esta experiencia ignaciana está muy acuerdo con los análisis de la psicología moderna. Ellosmanifiestan lo que verdaderamente somos.

Ignacio era hombre de "grandes deseos" llevados a cabo con una voluntad que superaba todos los obstáculos. El deseo de la "mayor gloria de Dios", de "señalarse en el servicio de su Señor", "de pasar injurias y toda pobreza", porque el Señor las había pasado primero, de la "salud de las almas", etc. eran el motor que animaba su vida y que debía animar la delos miembros de la Compañía de Jesús.

El autor nos invita a preguntarnos ¿cuáles son nuestros deseos profundos? los más auténticos, los que van determinando la orientación de nuestra vida. Si miramos con valor y sinceridad a nuestro interior, si pesamos verdaderamente hacia dónde se inclina nuestro corazón, descubriremos quienes realmente somos, dónde estamos.

Experimentamos deseosencontrados. Debemos mortificar los deseos desordenados, y fortalecer los deseos más auténticos y concordes con nuestra vocación. Debemos despertar los deseos iniciales que nos llevaron a abrazar el seguimiento del Señor, quizás algo aletargados con el pasar de los años.

Este estudio del P. Kinerk nos invita a un examen y nos muestra un camino muy propio de Ignacio, que sin duda contribuirá aencender nuevamente "grandes deseos" en nuestro quizás tibio o disperso corazón.

Aunque el estudio está dirigido a los jesuitas, su lectura será de interés y provecho para cualquier persona con inquietud espiritual.

CENTRO ESPIRITUALIDAD IGNACIANO
Santiago – Chile

LOS "GRANDES DESEOS" EN LA ESPIRITUALIDAD DE SAN IGNACIO Y DE LA COMPAÑIA DE JESUS

Introducción

Una de lasparadojas del grupo de los primeros jesuitas fue que Ignacio atrajo en su compañía hombres como Pedro Fabro y Jerónimo Nadal. Un Francisco Javier no sorprendería a nadie: con Ignacio, ambos provenían de la misma tierra brava. Pero Fabro y Nadal eran hombres tímidos, con frecuentes depresiones, llenos de angustia, o sea, no era mucho el material que prometían para los rigores apostólicos y espiritualesde la Compañía. Sin embargo Ignacio, mirando más allá de sus temores, descubrió en ellos deseos intensos de seguir a Jesucristo y de servir en Su nombre. Lo demás lo conocemos: Se considera a Nadal como la fuente mejor para comprender la mente de Ignacio, y a Fabro lo honramos en la Iglesia como "Beato".

La genialidad de Ignacio consistía en atraer ordinariamente a sus hombres hacia suspuntos de vista, más bien que el imponerles a ellos -o a la Compañía- un modo específico de responder al Evangelio. Grandes eran sus esfuerzos por extraer lo mejor de su gente, ayudándolos a descubrir por sí mismos sus deseos más hondos: y dio siempre por supuesto que los jesuitas más activos y efectivos serían los que pudieran generar su propio celo. De hecho, sólo ese tipo de personas le interesaba,puesto que la misión ambiciosa y vasta de la Compañía requería hombres cuyos deseos apostólicos y energía fueran a su vez fuentes de animación para otros.

A. Deseo

Esta es una palabra enormemente compleja. En espiritualidad, hablamos de "santos" deseos, que orientan hacia Dios y, consiguientemente, son considerados como gracias divinas. En competencias atléticas, hombres y mujeres hablan deesa chispa de deseo que transforma al equipo o al ejecutante mediocre en un campeón. En los colegios nuestros, fomentamos el deseo de la excelencia, la que, en su versión más positiva, indica el deseo de desarrollar los propios talentos al maximum a fin de ponerlos al servicio de los demás. También hablamos de deseos: de amor, de compañerismo, de significado; y conocemos igualmente la fuerza...
tracking img