Teoría del expresionismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1424 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
24 VECINOS

Diario de Noticias Lunes, 13 de septiembre de 2010

Almanaque
El expresionismo, y además puro y duro, gana terreno a grandes zancadas en el Valle de Baztan, por ahora de forma anónima y al aire libre, pero de rabiosa actualidad y dispuesto a entrar en las galerías. TEXTO Lander Santamaría
Vocabulario baztandarra
● A nuevas. En el juego de pelota, se decía así cuando loscontendientes igualaban a falta de uno o dos tantos y de mutuo acuerdo prolongaban el partido. Por ejemplo, acordaban seguir jugando “a 10 nuevas”. Se hacía mucho en los partidos de paleta con pelota de goma que se jugaban (y se juegan) en el centenario Trinquete Antxitonea. ● Liana. Hace más de medio siglo, los niños que se iniciaban en el vicio de fumar y no disponían con qué, cortaban unos trozos deenredadera hueca que encontraban en los árboles del paraje conocido por “el chopo” junto al río. Donde abundaban , los chopos, efectivamente. ● Necesidades. En un tiempo, quizás también ahora, se usaba para explicar que se hacía menester la personal e intransferible práctica fisiológica o para preguntar si se había cumplido el trámite: ¿Ha hecho ya sus necesidades el niño? ● Ponpa. Bomba. Seutilizaba para definir a cualquier artefacto explosivo. Entre otros, lo hacía adrede un recordado e ingenioso amigo prematuramente fallecido.

Teoría del expresionismo
I el expresionismo suele ser entendido como “la deformación de la realidad para expresar de forma más subjetiva la naturaleza y el ser humano, dando primacía a la expresión de los sentimientos más que a la descripción objetiva de larealidad”, hay que convenir en que este movimiento se está haciendo un hueco en el terreno del arte en el Valle de Baztan. Frente al hastío que provocan las pancartas con lemas archisabidos y las desabridas pintadas caigan donde caigan, el expresionismo se abre paso en Elizondo, aún de una forma anónima y tímida, todavía lejos de las galerías y circuitos oficiales pero muy viva y activa, y hastaincorporando a los habituales sentidos de la visión y el tacto uno nuevo, el del olfato y aunque es difícil que logre adeptos y practicantes otro más, el del gusto. En el Valle de Baztan, donde para algunas cosas hemos sabido ser adelantados del progreso, la red de agua a las casas, el servicio de alumbrado público y privado, la supresión de las fronteras incluso antes del invento de la Unión Europeay puede que hasta algún otro, no podíamos permanecer al margen de los modernos movimientos artísticos y ya están surgiendo gentes decididamente dispuestas a seguirlos y a practicarlos. Y al menos en dos casos de los que se tiene constancia, con un ingenio que no riñe con la sencillez de la ejecución y de los materiales. Adelantándose al plebiscito que lo mismo nos cae en suerte de igual forma quenos fue escamoteado, los adalides del expresionismo baztandarra se aplican a la actualización de los símbolos oficiales y con un par de brochazos explican sus sentimientos haciendo uso de la “deformación de la (impuesta) realidad” que define a su corriente artística. Su arte pasa desapercibido para muchos, pero se ha ganado los plácemes de bastantes otros y un txalo (aplauso) por su aguda y sutilforma de extrapolarlo a cualquier época y espacio geográfi-

S

EL TIEMPO

Las témporas
En un ‘plis-plas’, visto y no visto, la bandera republicana ocupa los servicios oficiales. FOTO: ONDIKOL
co, otra característica del expresionismo por cierto. En este caso, la República se instala en Baztan, al menos en su simbología, de igual manera que se piensa en que esos colores debieron lucir enalgún tiempo aquí, y en la Casa Consistorial contando como se contaba con un alcalde seguidor confeso. ¿Y de aquella bandera que debió ondear, qué habría sido? ¿Rasgada su tela y quemada como 75 años después amenaza hacer ese seudo clérigo yanqui de armas tomar (y lucir en su mano) o alguien logró salvar un retal inumiso? Ni se sabe. Y no muy lejos, unos cien metros atrás, otra muestra de...
tracking img