Teoria monetaria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11488 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CONTENIDO DE LA POLÍTICA MONETARIA

Hemos hablado en algunos de los capítulos anteriores, con motivo de abordar el estudio de los objetivos fundamentales de la política económica coyuntura, sobre el papel y las posibilidades de la política monetaria. También hemos visto que la aplicación de este instrumento ofrece no pocas dificultades desde el punto de vista de su compatibilidad con otros yde cara a conseguir determinados objetivos de la política económica.
En varias ocasiones se ha llamado la atención sobre la polémica entre «monetaristas» y «keynesianos» (¿«fiscalistas»?), en lo que se refiere a las causas y orígenes de la inflación, poniéndose de relieve que la controversia se hacía más insuperable en lo que respecta a las medidas de política económica que en el punto concretodel mecanismo de propagación. Pero los problemas no se plantean sólo en el terreno de la alternativa entre política monetaria y política fiscal, sino que surgen, asimismo, cuando se consideran las vías y técnicas, así como la intensidad y la eficacia de la propia política monetaria[1].
Ésta, como la política fiscal, no es, ciertamente, una panacea que vaya a resolver todos los problemasplanteados, pero nadie puede negar que constituya un instrumento de suma importancia para lograr la estabilización de la economía.

Conviene recordar además que en el fondo de la polémica entre el empleo de la política monetaria y la política fiscal late siempre el eterno problema del automatismo frente a la regulación, o, si se prefiere, de las reglas frente a discrecionalidad.
La adopción de unapolítica monetaria discrecional significa el empleo de medidas concretas de control monetario en la dirección, manera y grado que las autoridades monetarias consideren apropiados, fundamentado todo ello en circunstancias específicas y en los objetivos finales que se pretendan alcanzar[2]. Por el contrario, si prevalece el criterio de las reglas predeterminadas, no se tienen en cuenta dichascircunstancias, con todo lo que ello implica desde el punto de vista de la operatividad y de la eficacia de la
Política económica.
Como síntesis de este segundo enfoque, destaca la tesis de Milton Friedman sobre la política monetaria automática, según la cual, dado que la proporción deseada entre stock de dinero y renta total es relativamente constante el volumen de dinero debería crecer al mismo ritmo quela actividad económica. En este sentido, la autoridad monetaria debería mantener una tasa constante de crecimiento de la oferta monetaria elegida de acuerdo con la tasa de crecimiento de la economía, y no tratar de variarla en respuesta a las fluctuaciones económicas a corto plazo.
Sin entrar en más consideraciones (al menos de momento) sobre las excelencias o defectos de cada una de estasalternativas, lo cierto es que en la actualidad las autoridades monetarias no sólo no renuncian a las posibilidades derivadas de la acción discrecional, sino que ven aumentada paulatinamente su parcela de poder y su capacidad de decisión. Ello, por otra parte, resulta necesario y comprensible si tenemos en cuenta los problemas de diversa índole que toda política monetaria lleva consigo.
Procede ahora,antes de entrar en el análisis detallado de la materia, esbozar una definición de la política monetaria que permita aclarar el contenido de la misma.
Para ello, la podemos entender hoy como la acción de las autoridades monetarias (el banco central, que usa para ello sus instrumentos monetarios, sobre todo cuantitativos pero también cualitativos) dirigida a controlar las variaciones en la cantidadtotal de dinero (o de crédito), en los tipos dé interés e incluso en el tipo de cambio, con el fin de colaborar con los demás instrumentos de la política económica al control de la inflación, a la reducción del desempleo, a la consecución de una mayor tasa de crecimiento de la renta o producción real y/o a la mejora en el saldo de la balanza de pagos (el célebre «cuadrado mágico», ya citado,...
tracking img