Tercera carta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2155 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
traducción de STELLA MASTRANGELO

CARTAS A Qt¿IEN PRETENDE ENSENAR
por PAULO FREIRE prólogo por
ROSA MARÍA TORRES

;'\

)l~:'::' . '

TERCERA CARTA "Vine a hacer el curso de magisterio porque no tuve otra posibilidad"

TERCERA CARTA

53

Hace algunos años, invitado a uno de los cursos de capacitación del magisterio de Silo Paulo para una plática con . las alumnas, escuché devarias de ellas la afirmación que da el título a esta carta. Pero también escuché a varias otras decir que habían elegido el curso de capacitación del magisterio para esperar cómodamente un buen casamiento mientras estudiaban. Estoy completamente convencido de que la práctica· educativa, de la que he hablado y a cuya importancia y belleza me he referido tanto, tampoco puede tener para sU· preparaciónesas razones de ser o esas motivaciones. Incluso es posible que algunos cursos de capacitación magisterio sean, irresponsablemente, simples "tragamonedas". Esto es posible, pero no significa que la práctica educativa llegue a ser una especie de marquesina bajo la . cual la gente espera que pase la lluvia. Y para pasar una lluvia bajo una marquesina no necesitamos formación. La práctica educativa,por el contrario, es algo muy serio. Tratamos con gente, con niños, adolescentes o adultos. Participamos en su formación. Los ayudamos o los . perjudicamos en esta búsqueda. Estamos intrínsecamente . conectados con ellos en su proceso de conocimiento. Podemos contribuir a su fracaso con nuestra incompetencia, mala preparación o irresponsabilidad. Pero también podemos contribuir con nuestraresponsabilidad, preparación científica y gusto por la enseñanza, con nuestra seriedad y [52]

nuestro testimonio de lucha contra las injusticias, a que los educando s se vayan transformando en presencias notables en el mundo. Vale decir, aunque no podamos afirmar que el alumno de un maestro incompetente e irresponsable deba necesariamente ser incapaz y falto de responsabilidad o que el alumno de unmaestro competente y serio automáticamente sea serio y capaz, debemos asumir con honradez nuestra tarea docente, para lo cual nuestra formación tiene que ser considerada rigurosamente. La segunda razón alegada para explicar la opción en favor del curso de formación magisterial coincide con, y al mismo tiempo refuerza, la ideología que reduce a la maestra como profesional a la condición de tía. Estoyseguro de que uno de los saberes indispensables para la lucha de las maestras y los maestros es el saber que deben forjar en ellos, y que debemos forjar en nosotros mismos, de la dignidad y la importancia de nuestra tarea. Sin esta convicción, entramos casi vencidos en la lucha por nuestro salario y contra la falta de respeto. Es evidente que reconocer la importancia de nuestra tarea no significapensar que es la más importante de todas. Significa reconocer que es fundameni:al. Y algo más: indispensable para la vida social. Por eso no puedo formarme para la docencia s610 porque no hubo otra oportunidad para mí, y menos aún porque mientras me "preparo" espero un casamiento. Con estas motivaciones, que sugieren· más o menos el perfil de la práctica educativa, estoy en ella como quien pasauna lluvia. Es por eso que en la mayoría de los casos posiblemente no vea por qué debo luchar. Es por esto por lo que no me siento mal con el vaciamiento de mi profesionalidad y acepto ser abuelo, como muchas compañeras y compañeros aceptan ser tlas y tlos. La necesidad que tenemos de poder luchar cada vez más eficazmente en defensa de nuestros derechos, de ser com-

'.

~

54

TERCERACARTA

TERCERA CARTA

55

petentes y de estar convencidos de la importancia social y política de nuestra tarea, reside en el hecho de que, por ejemplo, la indigencia de nuestros salarios no depende solamente de las condiciones económicas y financieras del Estado o de las empresas particulares. Todo eso está íntimamente relacionado con cierta comprensión colonial de la administración, de cómo...
tracking img