Tesis Politica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1484 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de octubre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TESIS POLITICAS DEL CRISTIANISMO:
Se entiende por Cristianismo: religión cristiana (o religión de Dios) fue predicado por los apóstoles después de la muerte de Jesús de Nazaret el redentor. El cristianismo gozo de libertad bajo Constantino I, quien proclamo en 313 el principio de tolerancia religiosa (edicto de Milán) y convoco en 325 al Concilio de Nicea. Durante la Edad Media, elcristianismo se fue propagando por todos los países civilizados. El surgimiento de la religión cristiana, y como afecta el medio político romano, así como la influencia de San Pablo, como defensor de una influencia política.
La iglesia cristiana institución autorizada para gobernar asuntos espirituales de la humanidad con independencia del Estado puede considerase, como el cambio más revolucionario de lahistoria de la Europa occidental. Concepciones políticas de los primeros cristianos no fueran suyas o específicamente distintas a las sostenidas por otros hombres. Los cristianos podían creer en el derecho natural, el gobierno providencial del mundo, la obligación del derecho positivo, el gobierno de ser sustancialmente justo y la igualdad de todos los hombres a los ojos de Dios. Ideas muydifundidas antes de la aparición del cristianismo y numerosos pasajes familiares del Nuevo Testamento que se incorporaron a los escritos cristianos.
La autoridad legítima era un deber que ningún cristiano negaba. Era un hecho de la máxima importancia que el cristiano estaba obligado a cumplir un doble deber de un alto tipo enteramente desconocido para la ética de la antigüedad pagana.
El cristianismocontenía una idea incompatible con la virtud romana de la ilimitada obligación del súbdito con respecto al Estado. Las propiedades del cristianismo como religión “espiritual “eran compartidas en mayor o menor grado por otras religiones existentes en el mundo romano. Antes de acabar el siglo II, los cultos indígenas de Grecia y Roma habían cedido mucho terreno a una serie de religiones de origenoriental una era el cristianismo.
La idea que ya se establece en el Nuevo Testamento, una teoría concreta sobre la naturaleza del gobierno, que ha de tener notoria importancia en el desarrollo posterior del pensamiento político. El gobierno es una institución divina que deriva su autoridad de Dios. La obediencia que se presenta al Estado constituye, una necesidad política y un deber religioso. ElEstado existe para mantener la justicia. El Estado tiene un carácter sagrado; el gobernante es un siervo de Dios; la obediencia es esencial en la vida política. Los apóstoles defendían estas ideas movidos por dos fines: la necesidad de reglamentar las relaciones entre el gobierno de Roma y la iglesia primitiva; y el deseo de contrarrestar las tendencias anárquicas de las primeras sociedadesreligiosas. La concepción cristiana del Estado, esencialmente, la doctrina de los estoicos; el hombre es un ser social por naturaleza; el gobierno constituye una necesidad en la sociedad humana. Los escritores cristianos siguen la concepción estoica sobre el Estado y se apartan de los epicúreos; y el orden divino que se refleja en la sociedad humana, construyen los fundamentos del pensamiento político.El mundo de las ideas políticas aparece una nueva concepción, el cristianismo constituye la religión oficial del imperio romano, adquiere poder y propiedades, desarrolla un sistema teológico, y se convierte gradualmente en una organización semi-política. La iglesia tiene derecho y dignidades como los del imperio. Los obispos ejercen su autoridad, en cuestiones morales y espirituales, por encima delos emperadores; los padres defienden esa prerrogativa como derechos peculiares e intangibles de la Iglesia, frente a la autoridad imperial. Se considera el gobernante como un “vicario de Dios” y los padres de la Iglesia pueden encontrarse incluso una referencia terminante de la doctrina de derecho divino de los reyes; pero empieza a trazarse una línea de separación entre la autoridad secular y...