Tiempo, memoria, historia y polvo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3711 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Tiempo, Memoria,
Historia y Polvo
Por Enrique Mendoza

En la conciencia del hombre Historia y Tiempo son una sola idea. Por ello Erich Kahler proponía considerar a la Historia como la lucha del hombre por trascender, por ir más allá de sí mismo. Por vencer al tiempo.

El hombre moderno, decía, debe encauzar esa facultad para alcanzar etapas intensificadas de conciencia frente a unmundo que parece desintegrarse, “…en una sociedad que prefiere el signo a la cosa significada, la copia al original, la representación a la realidad, la apariencia a la esencia…”

Como ser efímero, el hombre se aferra a la esperanza, a la lejana posibilidad de no ser olvidado. Sólo o acompańado; aún antes de vivir en sociedad, desde las pinturas de Altamira, la Venus de Willendorf, lapiedra de Rosetta, las catedrales góticas o los tapices medievales, ha sido la suya una búsqueda para prolongarse en el tiempo, para dejar huella de su paso fugaz por la vida.

“La materia prima de la Historia es el Tiempo”, factor vertebral. Pero la Historia supone una continuidad de algo mas que el mero tiempo; la Historia sólo tiene sentido si se le considera como una evolución humana únicay lógica, pero la idea de Historia, como la de tiempo y memoria han variado a través de las épocas .

Todas las culturas antiguas, aún la griega –igual que la azteca- se desarrollaban frente a un telón inmóvil. Los acontecimientos humanos eran cíclicos, más bien un círculo que un progreso lineal. Mas que a un futuro mejor, se quería volver a una Edad de Oro que debía recuperarse: griegos yromanos, igual que los aztecas, eran esencialmente ahistóricos.

En la cultura griega el sentido de tiempo se orientaba, igualmente, hacia el mito de la Edad de Oro: un tiempo de virtud e inocencia una época de grandes antepasados, ó hacia los recuerdos de la Edad Heroica. Tucídides veía el presente como una especie de futuro anterior.

También los romanos tuvieron esa tendencia;una nostalgia permanente por la moral y las costumbres de los antepasados. La historia romana es casi siempre una “laudator temporis acti”, una glorificación del pasado, como lo seńalaba Horacio.

Carecían de un genuino sentido de la Historia que avanzaba apoyada en esquemas generales donde la naturaleza humana era inmutable. La Historia se ubicaba en el ámbito del arte literario para servircomo diversión y enseńanza moral.

Pero ya se anticipaba una idea y una práctica “científica” de la historia que enfatizaba el testimonio en Herodoto, la comprensión en Tucídides, la búsqueda de las causas en Polibio, todo ello para alcanzar la verdad.

Aunque sea un “territorio extranjero” , al pasado se le aprecia porque está terminado. En el pasado radica un sentido definitivode estabilidad. Nada más puede ocurrir. Está a salvo de lo inesperado. Por ello puede ser ordenado y domesticado para darle coherencia, tan ajena al caótico presente. “Nada en el pasado, decía Henry James, puede ahora ir mal”.

Mencione a Henry James, pero sería imperdonable que no mencionara también a Marcel Proust en su prodigiosa, minuciosa, recuperación del pasado.

Del pasadono podemos escapar. Sin el perderíamos identidad, nada nos sería familiar y el presente carecería de sentido. Aunque sea también, a veces, una pesada carga que dificulta la innovación y angosta la visión del futuro.

Se afirma hoy que, por primera vez, en la Historia, el hombre está desesperado por huir del presente. Que hay una creciente rebelión contra él. Y ya no se diga del futuro. Laposibilidad de la crisis económica, la degradación ambiental, el agotamiento de los recursos naturales, convierte también en natural la paradójica expresión de que, “el futuro ya no es como antes.”

Tradicionalmente se ubica como el padre de la Historia a Herodoto de Halicarnaso, en la Grecia Antigua, en el siglo vii antes de Cristo.

La Historia principia con la narración de...
tracking img