Todos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1594 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ABORTO

1.2.2 Panorama social

En el plano laboral, en las últimas décadas las estadísticas muestran que las mujeres peruanas se han incorporado más que antes al mercado de trabajo. Mientras en 1961, 22 de cada 100 mujeres en edad de trabajar participaban en la actividad económica, en 1993 lo hacían 30 de cada 100.
Esto expresaría que la incorporación de la mujer peruana en eltrabajo remunerado sería ya una tendencia estructural que seguir en ascenso independientemente de las condiciones coyunturales. Esta tendencia incluso se ha acentuado en los £últimos años, especialmente en el grupo de las mujeres jóvenes y de edades intermedias (15 a 29 años y de 30 a 44 años).

Sin embargo, frente al varón las condiciones de inserción de la mujer en el mercado laboral esdiscriminatorio. Las mujeres que trabajan sufren discriminación salarial. Los ingresos de las mujeres son habitualmente inferiores a los percibidos por los hombres, cualesquiera que sea los niveles educativos y en todos los grupos ocupacionales, as¡ lo revela la Encuesta Nacional de Propósitos Múltiples ENAPROM 1993, mostrando que los hombres ganan el doble que las mujeres. Ladiscriminación también abarca la calificación laboral, pues para un mismo puesto exigen a las mujeres mayor capacitación que a los hombres. También la maternidad sigue siendo un motivo importante de discriminación, no sólo para su contrato, sino incluso para el ascenso laboral.

Por otra parte, se las sigue considerando las responsables principales, y muchas veces £nicas, del cuidado de loshijos, inexistiendo políticas que aborden la solución integral de esta problemática.

En cuanto a la ocupación de las mujeres, tres aspectos convergen al respecto: el primero de ellos, tal vez el m s dinámico, se refiere a lo que se acepta como ocupación "apropiada" para las mujeres, esto se refleja en la oferta de trabajo a la que tienen acceso. Las profundas modificaciones registradas enlos últimos años han ido ampliando el abanico de las ocupaciones "femeninas", pero sigue manteniéndose un amplio desfase entre las actuales posibilidades de educación de las mujeres y las opciones ocupacionales que les ofrece el mercado laboral y, aún más, los niveles a los que les es posible acceder.

El segundo aspecto tiene que ver con la Rama de Actividad en que se insertan las mujeres.En el rea urbana, el sector servicios absorbe al 71,4% de la mano de obra femenina, siendo el autoempleo la alternativa práctica al poco acceso del mercado laboral formal. Dentro del sector servicios se ubican mayoritariamente en el comercio al por menor, profesorado, secretariado, trabajadoras del hogar (Censo de 1993).

El tercer aspecto a tener en cuenta es laheterogeneidad socio-económica en que viven las mujeres, lo que limita su adecuada inserción laboral. Desde este punto de vista cabe mencionar diversas categorías de trabajadoras a domicilio, por cuenta propia, empleadas domésticas y las ocupadas en el comercio ambulatorio. Este conjunto de mujeres es mayoritario y, simultáneamente, el ms vulnerable, y la mayoría se encuentra sinsistemas previsionales de jubilación y atención médica; no tienen posibilidades de organizarse para fortalecer su capacidad de negociación, perciben generalmente bajos ingresos y laboran m s de 8 horas diarias.

En el plano de la educación, uno de los cambios m s importantes que se ha producido en las décadas del 80 y 90 es su expansión, cuya cobertura alcanza a la mayoría de la poblacióncon un fuerte incremento en el nivel de educación secundaria y superior. En 1993 el 31,7% de las mujeres mayores de 15 años tiene educación secundaria y el 19,3% superior, comparado con el 28,1% y 8,5% que alcanzaron el año 1981.

Se podría afirmar que existe una clara tendencia hacia la paridad en la cobertura educativa, particularmente en la población joven, expresada en la tasa de...
tracking img