Trabaj0 infantil

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESTRUCTURA DEL EMPLEO

El empleo femenino presenta diferencias respecto del masculino en los distintos planos de la estructura ocupacional: ramas de actividad económica, categorías ocupacionales o grupos profesionales.
Durante las décadas de crecimiento económico, la fuerza de trabajo femenina se distribuyó de acuerdo a una estructura clásica: un tercio trabajaba en la industria, más de lamitad en la rama de servicios y apenas un 13% en agricultura (si bien esa composición variaría de no existir el fuerte subregistro del trabajo femenino en el agro).
Con la crisis socioeconómica de los ochenta, se redujo el empleo femenino en la industria y se amplió en el sector servicios. La recuperación moderada de fines de los ochenta volvió a incrementar el empleo femenino en la industria, asícomo su ocupación asalariada en la agricultura.
La proporción de asalariados existente en la fuerza laboral guatemalteca es aún moderada en el contexto latinoamericano. Las sucesivas encuestas sociodemográficas (1987 y 1989) muestran que trabajan como asalariados algo menos de la mitad de los ocupados, en torno a un tercio por cuenta propia, un 16% son familiares no remunerados y un 1,5%patronos.
En este contexto, las mujeres presentan una distribución semejante a la de los hombres, si bien se ocupan como asalariadas algo más que éstos: en 1989 trabajaban como asalariadas el 51,4% de las ocupadas, en tanto lo hacía el 47,7% de los varones.
Al observar la composición por sexo de cada una de las categorías, puede verse que las mujeres son el 27% del total de asalariados y sólo el 19% delos patronos.
Las diferencias ocupacionales entre los sexos se hacen más notables cuando se examina los grupos profesionales en que se distribuyen hombres y mujeres. La primera gran diferencia consiste en que, en un país rural, es lógico que los hombres se ocupen en gran medida como agricultores y ganaderos (un 60% de los ocupados en 1989), pero la invisibilidad del trabajo agrícola femenino haceque sólo se registren así el 15% de las ocupadas.
La segunda diferencia está referida al hecho de que una alta proporción de mujeres se ocupa en servicios personales (en 1989 el 21% de las ocupadas), mientras apenas lo hace el 3% de los ocupados varones. La tercera se refiere a la notable cantidad de guatemaltecas que se ocupan como vendedoras y empleadas de oficina (un 28% de las ocupadas), entanto sólo trabaja así el 8% de los ocupados.
Sin embargo, en Guatemala se repite el conocido fenómeno latinoamericano de que la PEA femenina tiene una proporción apreciable de técnicas y profesionales (el 9,3% de las ocupadas), mayor que en el caso de la PEA masculina (sólo un 3,8%). Ello hace que, al analizar la composición por sexo de cada grupo, las mujeres sean el 45% de los técnicos yprofesionales.
Teniendo en cuenta que la dimensión económica del sector público guatemalteco es reducida (sólo emplea el 13% de la PEA nacional), también sucede en Guatemala que las mujeres se ocupan en este sector en mayor medida que los hombres: en 1989 lo hacía el 17,4% de las asalariadas y el 14,2% de los asalariados varones. Dado que el número total de varones ocupados es muy superior, ello setraduce en que el 31% del total de funcionarios públicos son mujeres.
La mayoría de los técnicos y profesionales que se ocupan en el sector público son mujeres: en 1989 eran el 52% del total. Ello adquiere más significación en el interior de las ocupadas en el sector, porque el 62% de éstas son técnicas y profesionales.
La segmentación profesional por razones de sexo adquiere mayor visibilidadcuando se individualizan las profesiones en el interior de los grupos ocupacionales. Entre los técnicos y profesionales, apenas había en 1981 mujeres en las profesiones tradicionalmente masculinas como arquitectura e ingeniería, y sin embargo son mayoritarias en los profesionales de la salud, principalmente enfermería. Algo semejante sucede con los oficios: las mujeres casi no se emplean como...
tracking img