Trama del cuento ¿qué hora es? de elena garro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1508 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trama del cuento ¿Qué hora es? de Elena Garro
Estaba el señor Brunier, portero del hotel El Príncipe, con su uniforme verde y dorado haciendo su deber cuando una señora acompañada de dos mozos que le llevaban las maletas al pasar le sonríe descaradamente y para el colmo le guiño el ojo, la señora de aproximadamente 30 años se llamada Lucía Mitre que llevaba una amplia chalina de gasa de colordurazno cuyas puntas flotaban a sus espaldas. Uno de los extremos de la chalina se atoro en una de las puertas y el señor Brunier se precipitó a liberarla. Lucía le agradeció y le pregunto sobre su nombre, la hora y que si el avión de Londres llega a las nueve y cuarenta y siete, y el señor Brunier le contestó. Después Lucía cruza el vestíbulo y llega a la recepción y se registra como Lucía Mitre yle ofrecen el cuarto 412 y anuncio con desenvoltura que reservaran el cuarto 410 para Gabriel Cortina que llegaba en el avión de Londres a las nueve cuarenta y siete minutos. Pasaron varios días y Lucía comía y cenaba en su habitación y no salía de está, y Gabriel Cortina no llegaba. El señor Brunier estaba espiando a sus clientes para ver si la señora volvía a parecer y hasta indago condiscreción entra las doncellas y camarero. Pero lo único que obtuvo fue la imitación de la voz de Lucía Mitre por parte de Marie Claire cuando pregunta ¿qué hora es? También le pregunto a Alberto, que era el que llevaba los desayunos, y este también le contesto que tenia la manía de preguntarle la hora. Después Marie Claire se burla de ella diciendo que está esperando a su amante. Brunier regreso a cuidarla gran puerta. Pasaron dos meses. De la gerencia fueron a preguntarle que si todavía iba a reservar la habitación 410 y está contesto que si, los de la gerencia le dijeron que era una extravagante. La madeimoselle Ivonne replico que Lucía tenía mucho dinero pero Gilbert dijo que estaba llena de manías. Al tercer mes Lucía ya no tenía con que pagar la ultima cuenta del hotel así que el señorGilbert subió para decirle que tenía que mudarse o tendría que dar algo de valor pero ella fingió como si no entendiera lo que le pedía ya al último decidió quitarse un collar de perlas regalo de su marido y se lo dio con una amplia sonrisa. Después de esto empezó a correr la voz entre los empleados de que Lucía Mitre había entregado un collar de perlas para seguir esperando a su amante. El rumorllegó a los oídos del señor Brunier. Han pasado cinco meses desde que el señor Brunier la vio por última vez al estar intranquilo le pregunto a Ivonne que cuantas perlas le quedaban a Lucía. Ivonne contesto que veintidós y después se iría. Brunier fue a hablar con Lucía porque lo que hacía era una niñería pero lo único que logro fue que se mudara al cuarto 101. Los empleados se empezaron a ponersenerviosos y se preguntaban dónde estaba Gabriel. Más tarde Ivonne había aceptado la hipótesis de Mauricio el cual señala que Gabriel era un invento de Lucía y decidió consultarlo con el señor Brunier. Entre Ivonne y el señor Brunier empezaron a preguntarse si había recibido correspondencia o de donde provenía. Durante muchos días Lucía se quedo en el cuarto 101 solo comiendo y cenando y preguntado lahora. El señor Gilbert volvió a visitarla para decirle que abandonara el hotel pero Lucía saco unos aretes de diamantes. El señor Brunier subió para decirle que se fuera a un hotel más barato pero ella dijo que Gabriel vendría a este hotel porque era su amante. Lucía le dijo al señor Brunier que estaba cansada porque el tiempo se ha vuelto de piedra, que cada minuto parecía una roca después lecomento que de niña le gustaba ir a salir a jugar porque parecía correr a las llamas, era una salamandra, luego Lucía pregunta que cuantas salamandras ha tenido . Y el señor Brunier contestó que había tenido dos salamandras pero de verdad y después se retiró. Después de esa conversación Lucía ya no pedía nada y acabaron por mandarle bandejas casi vacías. El señor Gilbert iba a visitarla y se...
tracking img