Tus zonas sagradas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 250 (62458 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
WAYNE W. DYER

[pic]

DECÍDETE A SER LIBRE

grijalbo

TUS ZONAS

[pic]

TUS ZONAS SAGRADAS
Decídete a ser libre

Título original en inglés: Your sacred self

Traducción: Diana Falcón
de la edición de HarperCollins Publishers, Nueva York, 1975

© 1995, Wayne W.Dyer

© 1996, Ediciones Grijalbo, S.A. Aragó,385, Barcelona

D.R. O 1997 por EDITORIAL GRIJALBO, S.A. de C.V. Calz. San Bartolo Naucalpan núm. 282 Argentina Poniente 11230 Miguel Hidalgo, México, D.F.

Este libro no puede ser reproducido,
total o parcialmente,
sin autorización escrita del editor.
ISBN 970-05-0808-0 IMPRESO EN MÉXICO

DECÍDETE A SER LIBRE

A mi esposa; Marcelene, como la Tierra agradece el Sol
Durante toda mivida quise ser alguien,
ahora soy por fin alguien...
Pero ese alguien no soy yo.
índice

Querido lector 13

Primera parte
PREPARARSE PARA EL TRASCENDENTAL VIAJE

1. El reto más grande de su vida: tomar la decisión de ser
libre 19
2. Reconocer las limitaciones de su pasado .... 45
3. Abandono de viejas creencias 59

Segunda parte
LAS CUATRO CLAVES DEACCESO A LA CONCIENCIA SUPERIOR

4. Destierre la duda 91
5. Cultivar la condición de espectador 117
6. Acallar el diálogo interior 143
7. Libera al yo superior del ego 161

Tercera parte TRASCENDER LAS IDENTIDADES DEL EGO

8. De la agitación a la paz 185
9- Del engaño a la verdad 201
Del miedo al amor
De la apariencia externa a la sustancia interior
De lucha ala meta
De la dominación a la tolerancia
De lo malsano a la pureza

Cuarta parte HACIA UN MUNDO SIN EGO
219 233 247 263 279

5. Crear un espíritu colectivo de yos espirituales.

305
Querido lector
Imagine esta escena si es tan amable. Dos bebés se encuentran en el útero, confinados en las paredes del senomaterno, y mantienen una conversación. Para entendernos, a estos gemelos les llamaremos Ego y Espíritu.
Espíritu le dice a Ego:
—Sé que esto va a resultarte difícil de aceptar, pero yo creo de verdad en que hay vida después del nacimiento.Ego responde:
—No seas ridículo. Mira a tu alrededor. Esto es lo único que hay. ¿Por qué siempre tienes que estar pensando en que hay algo más aparte de esta realidad? Acepta tu destino en la vida. Olvídate de todas esas tonterías de vida después del nacimiento.Espíritu calla durante un rato, pero su voz interior no le permite permanecer en silencio durante más tiempo.
—Ego, no te enfades, pero tengo algo más que decir. También creo que hay una madre.
—¡Una madre! —exclama Ego con una carcajada—. ¿Cómo puedes ser tan absurdo? Nuncahas visto una madre. ¿Por qué no puedes aceptar que esto es lo único que hay? La idea de una madre es descabellada. Aquí no hay nadie más que tú y yo. Ésta es tu realidad. Ahora cógete a ese cordón. Vete a tu rincón y deja de ser tan tonto. Créeme, no hay ninguna madre.
Espíritu deja, con renuencia, la conversación, pero la inquietud puedecon él al cabo de poco.
—Ego —implora—, por favor, escucha, no rechaces mi idea. De alguna forma, pienso que esas constantes presiones que sentimos los dos, esos movimientos que a veces nos hacen sentir tan incómodos, esa conti-

13

nua recolocación y ese estrechamiento del entorno que parece producirse a medida que crecemos, nos...
tracking img