Un amor anhelado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2548 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un amor anhelado
En una lejana aldea de España, cerca de Madrid, donde las casas pintaban un hermoso paisaje de piedra, donde se distinguían diferentes tonalidades de ellas, había un enorme palacio detrás de grandes y frondosos árboles que precisaba un hermoso grabado en sus paredes, donde vivía un joven llamado Leopoldo que disponía de hermosas facciones faciales, cabello dorado y ojos de granprofundidad sumergidos en un color miel. El había crecido y vivido toda un vida en esa aldea, y desde muy pequeño llego a conocer a una hermosa niña de nombre Judith de cabellos rojos como el fuego y unos ojos intensamente negros y bellos. Los dos desde pequeños fueron grandes amigos y toda su vida se baso la una de la otra.

Sin embargo, un día, cuando Leopoldo y Judith tenían tan solo 11años tuvieron que vivir mas distanciados, ya que los padres de los dos niños habían sufrido una gran disputa por un terreno, por lo cual, para no llegar a algún otro desacuerdo que causara una desgracia mayor, los padres de Judith decidieron marcharse a un lugar lejano y prohibieron a ella contacto alguno con Leopoldo.
La situación desconcertó mucho a los jóvenes, sin embargo este suceso tambiénestrecho aun mas la amistad entre ellos, ya que lucharon mas por poder verse… aunque eso los afectara; se veían a

escondidas pretendiendo ir a otro lugar y sus momentos juntos jamás dejaron de existir. Su amistad se conservo con el bello sabor a felicidad.
Así paso el tiempo… hasta que llego el día en el que Leopoldo, a sus 21 primaveras, estaba a punto de cumplir un año mas de vida, con el cualse convertiría por fin en el heredero principal del trono que su familia rendía, a pesar de esta gran demora, Leopoldo se encontraba muy confundido, ya que el sabia que debía tener una chica con la cual poder contraer el trono, y que si no la tenía antes de que hubieran pasado 30 días después de su cumpleaños, le retirarían todo derecho al trono, por supuesto lo desconcertaba mucho, porque elsabía que no se puede enamorar de verdad en 30 días, y por consiguiente el trono no estaría a su disposición. Leopoldo, desesperado, pensó rápidamente su única amiga que ahora vivía a 56 grandes aldeas después de la suya, y lo hizo sabiendo que ella era la única que podía darle el mejor consejo, ya que era una persona que lo había acompañado en toda su vida desde la infancia, ella era parte de su viday el parte de la vida de ella, así que el consejo que ella le diera vendría de una persona que lo conocía perfectamente; por lo que de inmediato Leopoldo corrió a montar su hermoso caballo tomo las riendas hechas de una bella seda y con gran velocidad y se dirigió hasta la casa de Judith,

donde ella descansaba después de un arduo día de pesadas tareas, sin embargo a Leopoldo en sus 21 años devida jamás había llegado a pensar que lo mismo que llevaba de amistad con ella era el mismo tiempo que Judith llevaba enamorada de Leopoldo. Después de 8 horas a caballo, Leopoldo por fin llego y consulto de inmediato el problema con Judith, ella escuchó, y sin pronunciarlo con secas ni directas palabras, le hizo
saber era que ella lo amaba. Desconcertado, Leopoldo no respondió con palabra ogesto alguno, en su lugar, se puso de pie, dio la media vuelta y sin mirar atrás se dirigió hacia donde su caballo y con él dio marcho de regreso a su aldea.
Esa noche Leopoldo no pudo conciliar sueño alguno, ya que no dejaba de pensar en las palabras de Judith, le asustaba la idea de que ella fuera quien dejaría de ser su amiga para convertirse en su esposa de por vida, él no sabia si con estodebía alejarse para evitar reproches de su parte y buscar a alguien mas o si debía ser ella la que tomaría como esposa.
Leopoldo y Judith se mantuvieron sin contacto durante largo tiempo hasta que finalmente Leopoldo se dirigió hacía la casa de Judith una vez mas, de una manera firme y decidida desde el momento en que tomó las riendas de su caballo, hasta que se paro en frente de Judith, quien...
tracking img