Un ascensor hacia el cielo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2054 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un ascensor hacia el cielo

El infante Don Juan Manuel, nacido en el siglo XIII, sobrino de Alfonso X el Sabio y nieto de Fernando III el Santo, participó en diversas batallas contra los moros, sabiendo así fundir armónica y perfectamente las dos actividades predominantes de su época: hombre de armas –caballero- y hombre de letras –clérigo-. Como hombre de letras, su legado fue, entre otrostextos, el libro de los Enxiemplos del Conde Lucanor et de Patronio, el cual pertenece a la ola de tradición literaria didáctico-moralizante de la Edad Media española, con la que se pretende educar de una manera agradable, es decir, enseñar deleitando; instruir sobre cómo aumentar y salvaguardar la fama, la honra y la hacienda -preocupaciones típicas del noble castellano- y además conseguir lasalvación del alma.
En la obra se refleja el ideario religioso de la baja Edad Media. La preocupación por la muerte, o mejor dicho, por la salvación del alma es el único factor que atempera la idea obsesiva de buscar la «propia pro». Esta concepción se basa en el pensamiento cristiano tradicional, como corresponde al representante de una clase social que intenta mantener a toda costa susprivilegios, en plena crisis feudal[1].
En España, durante el periodo de la Baja Edad Media, la mayor parte de la producción literaria que se estaba llevando a cabo, tenía como objetivos primordiales definir el ideal de gobierno e ilustrar a la nobleza -a la nueva nobleza de corte que comenzaba ya a surgir como gran antecedente al Renacimiento- en los modos distinguidos del comportamiento y de lasensibilidad aristocrática; desde el porte y los ademanes corporales del príncipe hasta las prácticas higiénicas y recreativas, pasando por el enunciado de las virtudes espirituales -tales como la magnanimidad, la generosidad, la mesura o la vergüenza- y las virtudes físicas -tales como el valor, la bravura o la fortaleza- típicamente caballerescas; no se pretendía otra cosa más que enseñar alcristiano de la época cuál debería de ser su comportamiento para estar en buen servicio con Dios, con el mundo y consigo mismo.
Los temas que aparecen a lo largo de El Conde Lucanor son muy variados, don Juan Manuel hace mención de todos los estratos sociales -ricos y pobres, nobles y plebeyos, mercaderes, frailes, burgueses y prelados-, con ello el autor nos muestra la realidad española de la épocaen toda su riqueza y complejidad. La mayor parte de los ejemplos procede de cuentos y fábulas orientales, además, también provienen de la tradición española y de la tradición eclesiástica.
Y son precisamente los cuentos que provienen de la tradición eclesiástica los que abordan los temas más polémicos, uno de los cuales resultó ser de mi interés ya que una y mil veces me he preguntado qué esaquello a lo que los cristianos llaman pecado, si hay o no distintas clases de éste o sólo existe el original; quiénes son los que merecen ser llamados pecadores y por qué, cuál es el camino que debemos seguir para la salvación de nuestras almas después de haber cometido una falta a Dios o si existe algún medio para omitir y olvidar lo que sucedió, al fin que muchos –sino es que todos- sistemas depoder me han enseñado que no hay nada que no se pueda solucionar o, como propondrían algunos, borrar del expediente, todo dependiendo de la disposición de los implicados. Don Juan Manuel, en su Conde Lucanor, expone distintos cuentos en los que Patronio, el consejero, indica a su señor, el Conde, cuáles son las buenas y mejores maneras para salvar su alma y con ello obtener el favor y la graciadel Omnipotente.

En la vida cotidiana de la Hispania, los habitantes vivían múltiples y constantes guerras en contra de los moros con la única intención de acabar con todos ellos para lograr la supremacía religiosa y política, haciendo ver, por cualquier medio, que aquéllos eran los dueños de la única verdad existente. Asesinar moros era bastante común, alabado, festejado y justificado por el...
tracking img