Un día con maximiliano y carlota

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1141 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN DÍA CON MAXIMILIANO Y CARLOTA.
Hoy al despertar Carlota se lavó la cara en una bandeja de mármol muy finamente decorada, como era de costumbre, después la ayudamos a vestirse con un enorme vestido azul lleno de holanes y moños verdes, con mucho cuidado elegimos el sombrero que mejor combinara con su vestido y se dispuso para salir a desayunar; esto lo sé porque soy una de sus sirvientas masapegadas y paso mucho de mi tiempo atendiéndola.
Mientras Carlota hacia esto, Maximiliano se afeitaba su barba y se disponía a dar un paseo antes del desayuno, sólo recorrió el frente de la casa, observando el paisaje e imaginando que construcción, que camino o que fuente le faltaba al castillo para que se viera mejor y con un estilo más europeo para que no extrañara su hogar con su familia.
Eraun hermoso día, así que el desayuno se sirvió en el balcón que se encuentra fuera de la cocina, se coloco una mesa, con sus cubiertos y jarras de té además una manta en forma de lona para que no les molestara el sol; en la cocina se preparo pan, huevos, jugo, fruta, mermelada y un postre de fresas que se sirvió con mucha delicadeza a los emperadores. En la mesa primero se escuchaba un silencioentre Maximiliano y Carlota, seguido de una plática fría donde sólo se habló de política y los planes que tenían para el banquete que tendrían en la noche:

-tendremos la compañía de 2 banqueros muy importantes Miguel Almonte y David Buonarote.

- ¡sí lo sé!, además vendrá tu primo tercero, hijo de la tía Ania, Alfred y Marcela su esposa, y también tres dueños de las haciendas que conocimos enPuebla, creo que quieren proponerte algo si no, no hubieran hecho el viaje aquí.

Carlota se retiro de la mesa y salimos a recorrer los jardines y los alrededores del castillo, claro sin adentrarnos mucho en el bosque; ella conversaba conmigo y los jardineros y demás sirvientes que se encontraban cerca, le gustaba ver la ciudad y observar detenidamente la arquitectura de cada uno de ellos.Poco tiempo después regresamos a su cuarto donde me pidió que la dejara sola porque se sentía cansada y quería descansar antes de la cena; yo la deje pero antes observe que escribía una carta que parecería que la conmovió porque dos lágrimas salieron de su rostro, parece que la escribía a alguien muy importante.
Recrece a la cocina para ayudar a la preparación de la cena, no sin antes pasar por lasala donde Maximiliano se encontraba leyendo un pequeño libro que después comparaba con un manuscrito y barios periódicos, se veía tan ocupado que no lo interrumpí.
En la cocina el movimiento era mucho, pues preparar la comida de una cena tan importante no era nada fácil pus se preparaban platillos al gusto de Carlota y otros diferentes al gusto de Maximiliano, así que continuamos con nuestrotrabajo hasta que se anunció la llegada de dos hombres conservadores que eran amigos de los emperadores; al escuchar la noticia fui a informarle a Carlota, pero ella no se encontraba en su cuarto sino que la encontré en uno de los jardines que se encuentran en el patio trasero del castillo, no sabía porque ella estaba allí o porque no me dijo que la acompañase; le di la noticia y ella fue a hablarcon sus visitantes .
Sostuvieron una gran charla en el cuarto de juego, donde jugaban cartas o cualquier juego que estuviera de moda; Carlota intervino en la política imperial cada vez más desde que llegaron a México, así que en ocasiones estaba en presencia de las charlas de Maximiliano y los gobernadores conservadores de algunos estados de México o los secretarios con los que hacía cualquieracuerdo.
Cuando terminó la charla que sostuvieron por algunas horas, acompañé a Carlota en su carruaje a ver a un sastre llamado Maurise Moncas que tenia una tienda a una cuantas calles del castillo, este sastre había hecho un vestido para Carlota el cual usaría esta noche en su baile, cuando llegamos bajamos del carruaje y entramos a la tienda que se encontraba llena de cintas métricas, hilos,...
tracking img