Una historia, en un noche.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2637 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Una historia, en una noche.
Estaba durmiendo en mi cama, de pronto desperté sin motivo alguno, a lo lejos empecé a escuchar una hermosa melodía, algo me atraía a ella, así que me levante, salí de mi habitación y posteriormente de la casa , y empecé a caminar por un sendero, donde la renegrida oscuridad no dejaba ver mi paso, llegue hasta un enorme lago, tan grande, que de día se pierde el cielocon sus aguas cristalinas, fue entonces cuando la vi, estaba sobre las aguas, era una imagen extraña de mujer, tal vez fuese un hada, vestía raramente y desprendía una hermosa luz propia, cual fuese una luciérnaga, ella tocada el arpa sobre las aguas del lago, yo la observe por un momento, y de pronto, ella empezó a verme también, no… no puede ser; pense entre mi, yo estaba oculta tras las ramasde un arbusto, esa rara criatura traslúcida comenzó acercarse, el miedo me paralizo por lo que no pude huir, se acerco tanto, muy... muy cerca, tanto que podía sentir casi su aliento, ella estiro su mano llamándome, yo salí de mi escondite, camine hacia ella, y le di mi mano tratando de alcanzarla, finalmente cuando logre tocarla, mi cuerpo también se ilumino, me sentía flotar en aquel ambiente, mimente escapo de mi cuerpo, y vi en otro lugar, tal vez en otro mundo, en otra dimensión, bellos paisajes jamás vistos; ella era muy cálida, y trasmitía tanta paz.
De pronto me soltó y desapareció sobre las aguas del lago como un suspiro, yo no podía creer lo que acababa de ver, quise pensar que era solo un sueño, una alucinación, así que me dí la media vuelta para regresar a casa; pero… en eltranscurso del lago a mi casa perdí el camino.
- ¡Esto no puede estar pasando, he venido tantas veces al lago que podría jurar que lo conozco tanto como mi propia casa!
sentía tanto miedo de no saber como regresar, camine, camine por mucho tiempo y cuando cansada me sentí me quede dormida bajo de un árbol, dormí tanto, no se cuanto, pero creo que fue mucho, escuchaba entre mis sueños los trinos delas aves y los sonidos de la naturaleza, abrí mis ojos sorprendida de lo que estaba viendo, estaba perdida en el bosque, el bosque prohibido; la gente del pueblo le temía, decían que en el habitaban demonios que raptaba a las mujeres jóvenes y que ellas jamás regresaban a casa, de pronto corrí mucho, tenia tanto miedo, pero lamentablemente entre más corría más me perdía en aquel extraño lugar, medetuve unos segundos, sentía que todo giraba a mi alrededor, mis pies desvanecieron y caí al suelo, me sentía tan agotada y hambrienta, así que descanse un momento y comencé a ver todo mas tranquilamente, en ese momento me dí cuenta que aquel sitio desconocido en verdad era muy hermoso, lejos de ser escalofriante y aterrorizador, además no tenia otra opción, tenia que tranquilizarme para podersalir de ahí; que alivio, pense, era el árbol mas grande de manzanas que había visto, me levante y camine hacia él y subí a él como pude, ya arriba me senté en una de sus rama, estaba comiéndome una roja y jugosa manzana cuando escuche voces de pequeños, decidí esconderme y no hacer ruido, tal vez podrían ser niños o tal vez no, casi no respiraba para que no me descubrieran; eran tres niñas muylindas, de pelo rizado, tez blanca y ojos azules, ellas se detuvieron justamente frente al árbol, yo las veía detenida y silenciosamente.

-¿Porque te escondes Anita?, ¿porque te escondes entre el árbol?, sabemos que estas aquí, ellos no lo dijeron, no tengas miedo, baja, ven con nosotras y síguenos;
Salí de entre las ramas de aquel árbol.
- ¿Como saben mi nombre?, ¿Como sé que no me van a dañar?.– Tienes que confiar en nosotras, no temas, somos buenas, pero ellos no, ellos te pueden encontrar.
– ¿Quien me puede encontrar?.
– Las bestias del bosque, ellos le temen a la luz, pero cuando oscurece, el bosque se transforma en su totalidad y toda la belleza que vez desaparece volviéndose un lugar horrible, entonces ellos salen y devoran el alma humana, baja y síguenos.
Baje de aquel...
tracking img