Una mueva pedagogia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 57 (14111 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 11 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]  |[pic] | |
|[pic] |
|This site is hosted by Netfirms Web Hosting |

 
|Confluencias del Pensamiento de  Enrique Pichon Rivière y Liev Semiónovich Vygotski  |

Hector Rougier 
[pic]
  Capítulo 2   de Psicopedagogía Vincular. Confluencias, debates, bosquejos  del mismo autor.  UNR Editora. 
 
“Entiendo al hombre como configurándose en una
actividad transformadora, en una relación dialéctica,
mutuamente modificante con el mundo, relación que
tiene su motor en la necesidad”.
E.P.Rivière
 
“El individuo humano es un ser denecesidades que
sólo se satisfacen socialmente en relaciones que lo
determinan... No hay nada en él que no sea la resul-
tante de la interacción entre individuos, grupos y clases”.
E.P.Rivière
 
“El problema del pensamiento y el lenguaje, se
 extiende   así  más allá de los límites de la ciencia natural y 
se convierte en el problemacentral de la psicología 
humana histórica, de la psicología social”.
L.S.Vygotski
 
Sujeto de la Necesidad
  Nuestra concepción del sujeto humano, desde un ECRO (2) nos permite establecer con Enrique Pichon Riviére que "nada hay en el, que no sea la resultante de la interacción entre individuos, grupos y (a partir de cierto período histórico) clases sociales. Incluso nuestra biología, quees una parte de la base material de nuestra subjetividad, es ya producto de tales interacciones. Nuestra digestión, el cuerpo depilado, el andar erecto, los niveles de colesterol, la destreza direccional de la mano de un niño, la sutileza de "la zurda" de Maradona, son todos productos sociales, consecuencias, “resultantes de la interacción...” no sólo en determinada proporción en la filogenia,sino también en la ontogenia de tales fenómenos. 
Somos pues, en tanto sujetos humanos, el producto de una praxis, de una actividad propia y compartida, de una larga espiral de acciones co-operantes, relacionales, integradas con y dirigidas hacia el mundo social y natural. Tales actitudes constituyentes de nuestra realidad humana, tanto objetiva como subjetiva, tiene su motor, dice Pichon en lanecesidad. 
¿Qué entendemos por necesidad?
  En muchas ocasiones en las que hemos formulado esta pregunta obtuvimos por respuestas diversas consideraciones que, más acá o más allá, hacían siempre referencia a la idea de carencia. Estamos convencidos, sin embargo, de que tales respuestas expresan condiciones históricas en las que efectivamente, es harto frecuente el registro del destino dela necesidad como carencia. Pero una cosa es la cosa, y otra cosa su representación. 
En la indagación del concepto de necesidad, intentando seguir los aportes fundamentales de Jorge Enrique Imhoff, hemos consultado en un diccionario de uso corriente en la Argentina[1][1] y leímos como sigue: "Necesidad. F. Calidad de necesario- Falta de cosas necesarias para vivir. Todo aquello a lo cuales imposible sustraerse, faltar o resistir. Hambre muy intensa..." Otra versión de 1.959[2][2] termina su explicación muy similar a Ia anterior, dando las siguientes acepciones en calidad de "IDEAS AFINES: necesitado, indigente, pobreza, miseria, carecer, faltar, necesitar". 
Tales opiniones "oficiales" nos conducen a la reflexión de que no es sólo merced a los registros que devienen deldesenvolvimiento real de nuestra necesidad, que muchas veces la identifiquemos con carencia, sino que también debemos admitir la posibilidad de que "alguien" nos halla sugerido tal ligazón. Sin embargo, la Real Academia Española nos ofrece, entre otras idénticas a las anteriores, la acepción siguiente: "impulso irresistible en cuya virtud operan las causas precisas e infaliblemente en determinado...
tracking img