Venciendo el olvido

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9014 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Associació d’Amistat amb el Poble de Guatemala

Venciendo al olvido

31 de enero de 1980
Masacre en la embajada de España en Guatemala

Nada se nos ha olvidado Porque nunca nadie se nos ha olvidado

Cuadernos de Guatemala
Número 6 - Marzo de 2005

Associació d’Amistat amb el Poble de Guatemala

enciendo al V olvido

31 de enero de 1980
Masacre en la embajada de España enGuatemala

Nada se nos ha olvidado Porque nunca nadie se nos ha olvidado

Cuadernos de Guatemala
Número 6 - Marzo de 2005

Masacre en la embajada de Espana en Guatemala

í

ndice
6

1. Introducción ....................................

2. La violencia y el terror en el norte de El Quiché. Hechos que dieron lugar a la ocupación de la Embajada de España ..... 10 3. Informe “Guatemala,memoria del Silencio. CEH. Caso ilustrativo nº 79, La masacre en la Embajada de España .... 16 4. Autores intelectuales y materiales de la masacre en la Embajada .............. 32 5. Personas masacradas en la Embajada de España el 31 de enero de 1980.......... 33 

#

Venciendo al olvido

1

Introducción

La tarde noche del 31 de enero de 1980 fue para muchos españoles el descubrimientode un pequeño país centroamericano –Guatemala- al que casi nunca se le había prestado atención en los medios de comunicación españoles, a no ser en el momento del trágico terremoto que provocó una devastación cuya huella perduró décadas. A pesar de que la tragedia política llevaba años instalada en el hermoso país, sólo los muy interesados en Latinoamérica sabían de la barbarie que padecía elpueblo guatemalteco provocada por gobiernos militaristas con el apoyo de la oligarquía terrateniente, barbarie que se cebaba de manera muy especial en las clases populares y más concretamente en el campesinado, mayoritariamente indígena. Hacia las 8 de la tarde de aquel día, comenzaron a llegar noticias de la ocupación de la Embajada española en Guatemala. Noticias confusas que, sin embargo, alertarona muchos, tanto a los que estaban al corriente de la realidad del país como a esa inmensa mayoría que lo ignoraba. En un principio muchos enfocaron el asunto como una agresión a España, pero en muy pocas horas cambió el panorama, especialmente cuando las noticias hablaban ya de una masacre vergonzosa, violentando el Pacto de Viena sobre la inviolabilidad de las embajadas, a pesar de la decididaintervención del embajador Máximo Cajal a favor de los pacíficos ocupantes y del gobierno de UCD para impedir que las fuerzas del orden guatemaltecas invadieran la Embajada. Todo resultó inútil: la policía, los militares y los paramilitares entraron a fuego –se habla de imágenes con lanzallamas de fabricación israelí en manos de algún asaltante- y ardieron en menos de tres minutos una treintena depersonas, entre ellos miembros del cuerpo diplomático y Eduardo Cáceres Lenhoff, ex Vicepresidente de Guatemala entre 1970 y 1974 y el ex Ministro de Relaciones Exteriores, Adolfo Molina Orantes. De la quema pudo escapar el embajador, que se convertiría en un testigo molesto y que padeció dos intentos de asesinato, en el hospital en el que se recuperaba y en la Embajada norteamericana donde serefugió con ayuda de miembros de otras embajadas latinoamericanas. Otro testigo salvado de la quema –el campesino maya Gregorio Yujá- corrió peor suerte y fue secuestrado en el hospital y

$

Masacre en la embajada de Espana en Guatemala

asesinado posteriormente. Afortunadamente, Máximo Cajal sobrevivió y fue, es y será el testigo más directo de los hechos. ¿Qué había ocurrido para que unnumeroso grupo de veintitantos guatemaltecos, campesinos, un obrero, miembros del CUC y estudiantes se decidieran a ocupar pacíficamente la Embajada española? Simplemente, reclamar la atención del mundo sobre el asesinato de siete campesinos y denunciar la realidad del país y el genocidio a que estaba sometido el campesinado, especialmente en El Quiché. Su ocupación fue pacífica y no pretendían más...
tracking img