Vigilar y castigar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3728 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
VIGILAR Y CASTIGAR

Damiens , un hombre que fue condenado el 2 de marzo de 1757 a “pública retractación ante la puerta principal de París de la Iglesia de París” “donde debía ser llevado en una carretilla desnudo, y ahí le llevarían sobre un cadalso donde le atenazarían las tetillas, brazos, muslos y pantorrillas, y su mano derecha quemada con fuego de azufre , (puesto con esa mano habíacometido el crimen), y sobre las partes atenazadas se le verterá plomo derretido, aceite hirviendo, pez resina ardiendo, cera y azufre fundidos juntamente, y a continuación, su cuerpo estirado y desmembrado por cuatro caballos y sus miembros y tronco consumidos en el fuego, reducidos a cenizas y sus cenizas arrojadas al viento”

Cabe mencionar que los caballos nos estaban acostumbrados a tirar ytuvieron poner 6 caballos, pero por si esto no fuera suficiente, le cortaron los nervios y rompieron a hachazos las coyunturas para que los caballos pudieran desmembrarle, esto se conoce como suplicio, es la época en la que fue redistribuida en Europa y Estados Unidos toda una economía del castigo.

A finales del siglo XVIII y comienzos del XIX desaparece el cuerpo como blanco mayor de la represión,y a pesar de algunos grandes resplandores, la sombría fiesta punitiva está extinguiéndose, el castigo poco a poco ha cesado de ser teatro, la desaparición de los suplicios podría fecharse entorno a 1830-1848.

Ahora la tendencia era más hacia la privación de libertad, como podía ser la reclusión, los trabajos forzados, la deportación, penas que recaen directamente sobre el cuerpo, pero a unnivel más psicológico que físico, podría decirse que el castigo recae más sobre el alma que sobre el cuerpo

El objeto del crimen, es aquello sobre lo que se ejerce la práctica penal , ha sido profundamente modificado, antes , se juzgaba igual a un asesino que a un ladrón ( en el libro explica como dieron muerte a una mujer en el cadalso por robar 20 metros de tela ), posteriormente cuando se fueeliminando el suplicio, se encarcelaba siguiendo el mismo criterio, a asesinos, ladrones, vagabundos, niños vagos, etc., y a continuación, se paso a clasificar a la gente, es decir, primera planta para asesinos, segunda para ladrones etc.

Desde los 150 o 200 años que hace que en Europa se han establecido nuevos sistemas de penalidad, los jueces poco a poco se han propuesto juzgar otra cosadistinta del delito, que es el alma del delincuente.

Ahora se preocupan aparte del delito en sí mismo, es decir del hecho, de si ha sido una reacción psicótica, episodio delirante. No ya sólo quien ha sido el autor de dicho delito sino cómo asignar el proceso causal que lo ha producida, qué medida será la más apropiada para la evolución del sujeto.

Esta nueva orientación de las penas contrasta conlos medios del XVIII, donde lo primordial es que el condenado confiese, y sufra la imposición del poder sobre su cuerpo, todo esto claro está ante los ojos del pueblo, y finalmente termina con la exposición del cadáver en el lugar de su crimen, o en la misma posición que sus víctimas.

El papel del pueblo en este caso es confuso, por un lado se llama como espectador, ser testigo es un derechoque el pueblo reivindica, muchas veces el pueblo acompaña el suplicio con gritos e insultos al condenado, pero otras muchas, debido al horror y a la atrocidad de los suplicios, el pueblo apoya al condenado e incluso se revela, e intentan arrancar a este de las manos del verdugo.

Foulcault destaca que cuando el condenado está a punto de morir puede decir lo que quiera por muy inmoral, oprohibido que este sea, y el pueblo lo aclama, se cambian los papeles, los criminales se convierten en héroes y las potencias en criminales.

Otra causa de agitación era la diferencia de las penas según las clases sociales, por ejemplo cuando se ejecutaba a criados con frecuencia había protestas, pero muchas veces a la gente de clase alta e incluso curas no se le aplicaba la misma pena que al resto de...
tracking img