Visiones de futuro en la sociedad occidental

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2954 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
VISIONES DE FUTURO EN LA SOCIEDAD OCCIDENTAL
Gabriel Prado Límaco

Occidente es una cultura que ha establecido su paradigma de tiempo en base a tres momentos: pasado, presente y futuro.
Dentro de esta abstracción, es difícil establecer la línea donde termina el pasado y comienza el presente. Si nos ponemos estrictos, en el momento mismo de la creación del presente se está gestando el pasado.Pues el presente deja de serlo en cuanto existe. Por eso es que, para salvar ese fallo de nuestro paradigma (que en cierto sentido y para ciertas disciplinas, se convierte en un escollo epistemológico), solemos hablar de nuestro presente continuo o de nuestro pasado inmediato.

En todo caso, sea pasado, presente o los dos parte de un mismo concepto temporal, estos dos tiempos no han logradogenerar la fascinación que sí crea la concepción del futuro. Porque el pasado y el presente si se conocen, se perciben y, finalmente, terminan siendo tangibles. En cambio el futuro es un tiempo en movimiento, etéreo, producto de nuestra imaginación.

¿En qué piensa una civilización cuando piensa en el futuro? No es una respuesta fácil de contestar, pues no hay una única respuesta. Cada grupo ocomunidad asocia imágenes diferentes en la mente de las personas que la conforman respecto a cómo será su futuro. Sin embargo, hay una serie de tendencias en la manera como Occidente ha ido concibiendo el futuro, de las que ensayaremos algunas hipótesis en las siguientes líneas.

LA PRE MODERNIDAD: EL REINO DE LA IMAGINACIÓN

Los pueblos que llamamos primitivos, cuna de nuestra civilizaciónactual, tuvieron un duro trabajo por delante, pues estaban aprendiendo a vivir en sociedad: el hombre cazando, recolectando y guerreando, la mujer criando a los hijos y cuidando el hogar, entonces de reciente creación producto del sedentarismo. Las condiciones duras de los primeros tiempos los llevaron a las primeras formas – no sancionadas – de la enajenación. De ellas surgieron los mitos, cuentos yleyendas, cuya forma tenía como objetivo el distraer la mente de lo cotidiano y cuyo contenido pretendía explicar lo inexplicable. De la mayoría de las historias de entonces, deducimos que la fascinación estaba más bien en un pasado remoto y muchas veces infinito, del que el presente surgía como una consecuencia. Los dioses, finalmente, terminaron siendo eso: los causantes de todo lo que vemos, losancianos del pasado creadores del presente.

¿En qué momento se comenzó a imaginar el futuro? Obviamente, no podemos hablar de un momento específico, pero sí podemos especular por qué surgió, y a partir de eso deducir más o menos cuando debe haber sucedido. Suponemos aquí que se concibió el futuro como consecuencia del surgimiento de las dicotomías como formas de ordenar el mundo. Por ejemplolos conceptos de lo “bueno” y de lo “malo”, la clasificación de las actividades humanas en lo permitido y lo punible, puesto que la concepción lineal y dicotómica de la realidad permitió la relación y adecuación de los opuestos. Así, si el pasado era de los dioses, había que inventar el futuro para que fuera el reino de los monstruos. De ahí que los primeros brujos y brujas, socialmente desplazadosy temidos, tuvieran entre sus fortalezas la capacidad de ver el futuro y de comunicarse con el reino de lo monstruoso. ¿Cómo? Dominando las primeras formas de conocimiento y estudio sistematizado, que tenían una meta a mediano o largo plazo, prácticas que se convertirían en lo que ahora conocemos como ciencia y filosofía. ¿Por qué sino, durante la edad media, la ciencia terminó convirtiéndose enlo contrario a la doctrina, y por lo tanto a la verdad? El mensaje era claro: si quieres vivir dentro del bien y la verdad (opuesta a la mentira, actividad punible), no debes “ver” más allá, como los brujos pretenden que veas. Y el más allá, dentro de una concepción lineal del mundo, era precisamente el futuro. No es coincidencia que la palabra monstruo provenga de la acepción “mostrar”:...
tracking img