Voluntad de poder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5871 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El eterno retorno y la voluntad de poder
Muerto Dios, Nietzsche quiere restituir al mundo y al hombre el señorío sobre el tiempo, sobre la existencia. El tiempo es la duración circular en la que orbita el universo eterno. A esta nueva perspectiva la llama Nietzsche el eterno retorno, el anillo de los anillos, el Gran Mediodía, la nueva Aurora de la humanidad que da al acontecer mundano el valormáximo y a la tierra caracteres divinos. La muerte de Dios supone el hundimiento de la cultura occidental sostenida en el otro mundo; es en el mundo, en lo finito, donde hay que buscar la energía de la creación, la voluntad de poder; pero si el mundo no es lo infinito, sino lo finito, la eternidad sólo puede ser pensada como eterno retorno, al modo de los presocráticos. Es inútil buscar unaconceptualización precisa del eterno retorno, es más bien el fondo insondable y misterioso del universo, del devenir, donde todo es posible, que origina y envuelve todo lo real. Con él Dios ya no es necesario. El eterno retorno es para el hombre superior un motivo de gozo cósmico y profundo en la estructura del tiempo. Vivamos de modo tal que queramos repetir este instante eternamente, hagamos denuestra vida la obra de arte de nuestra voluntad libre, no una existencia vulgar y mezquina.
La voluntad de poder designa tanto la fuerza creadora del universo como el despliegue del hombre total, del hombre cósmico. La voluntad de poder es la energía creadora de la tierra y sus habitantes. Es el dinamismo de la naturaleza, del conocimiento, de la dominación política, del arte.
¿Y qué consecuenciascabe extraer de esta nueva perspectiva para las metas humanas? Nietzsche va a proponer llevar al hombre más allá de sí mismo.
La muerte de Dios y el nihilismo
El ataque al idealismo, - que comienza en la filosofía de Sócrates y Platón -, por el que ha errado milenariamente la cultura occidental en metafísica, moral y religión, se inicia con frialdad positiva en Humano, continúa en Aurora y laGaya ciencia. La sospecha psicológica que busca el móvil inconfesado en las grandes teorizaciones ideológicas es su principal arma crítica.
En Así habló Zaratustra, Nietzsche sintetiza este ataque cuando ya tiene perfilada su propia opción vitalista. El derribo y transmutación del idealismo, que es el trabajo del nihilismo, se expresa en la metáfora de la muerte de Dios, tema central de laprimera parte de esta obra. La muerte de Dios es la constatación de un camino recorrido por el pensamiento occidental. Por su medio, se puede señalar la historia de la alienación del ser humano en lo transmundano, diagnosticar la enfermedad debilitadora del hombre y de la cultura europea: el nihilismo.
El pensamiento filosófico occidental, tras las grandiosas concepciones socráticas sucumbió a latentación platónica de ver y valorar el mundo. La mirada metafísica de Platón califica negativamente el mundo sensible al postular como característica del ser auténtico, de la idea, la quietud, la inmovilidad, la estabilidad, al separar el ser del tiempo. Esto conlleva la distinción entre un mundo apariencial, pasajero y engañoso, y un trasmundo eterno, verdadero y bueno. El hombre sabio y bueno debemirar sólo a lo ideal, sintiendo su alma cautiva de un cuerpo sensible que sólo merece desprecio. La ontología platónica oculta una axiología (ciencia de los valores), cuyos supuestos son la negación, la huida de este mundo, el rechazo de lo instintivo y vital. El dios judeocristiano sintetizó toda esa idealidad transcendente, todo lo alto y sublime fue predicado de Dios, lo bajo y enfermo delhombre. A éste se le exigía la renuncia a la tierra, el resentimiento contra la vida, la servidumbre. Así Dios enajenó lo mejor del hombre, se constituyó en el "vampiro de su vida". Esta práctica existencial de la debilidad ha culminado en el mal crónico del hombre y la cultura moderna: el nihilismo, la enfermedad de la falta de valor, incapaz de producciones culturales que sirvan al instinto, la...
tracking img