A la costa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (515 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA A LA COSTA DEL CAPITULO VIII HASTA EL XIV
Pasaban los días y Salvador no podía arreglar la casita y seguía ocupando en la de Gómez el cuarto de consuelo. La falta detiempo y la de dinero, eran dos causas poderosas para ello, pero también había que convenir en la amistosa porfía de don Roberto que varias veces dijo a Salvador ¿Por qué su afán de ir a ocupar esa casasucia?
Oiga, don Roberto, usted sabe lo que es la calumnia y el que viva mas junto bajo un mismo techo con consuelo, puede dar lugar a habladurías y nunca quisiera ser yo.
Las faenas de lahacienda en esa época del año requerían, para ser fructosas, el redoblado trabajo de mayodormos y peones. Varias cuadrillas de trabajadores se ocupaban en limpiar los cacaotales.
Al finalizar octubre,los cien cuadros de bosque, estaban convertidas en un campo yerno de ramas y hojas secadas por el sol implacable del océano.
Salvador, aun cuando en su vida había manejado una herramienta, quisoaprender prácticamente el uso del machete, instrumento universal de la agricultura costeña.
Salvador veía que la vida de mayordomo en esa hacienda, era una prisión sin esperanza de libertad, unembrutecimiento del espíritu, una lucha sin tregua contra el clima, los bichos venenosos y los hombres.
Consuelo que entonces principiaba a sentir cierta simpatía por el joven quiteño, hacia lujo deprudencia y de buena voluntad para servirle, y conseguía cadmale un tanto.
¿La causa? La pobreza y de esta pobreza el robo que me hicieron en la sierra. Yo herede de mis padres una fortunilla regular.Veía a tantos otros que por ese medio habían llegado a ricos vendí el fundito en cinco mil pesos y aparte esta suma integra a una sociedad comercial sin tener en Riobamba en que ocuparse y conseguir unreal para mi familia, resolví venir a la costa que nos pintan tan rica.
Tenía yo que matarme, como se dice, para ganar un sueldo miserable; pues si faltaba al almacén por enfermedad o por cualquier...
tracking img