A-proposito-de-los-iconos-nacionales-borges-josefina-ludmer

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1558 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“A
propósito
de
los
íconos
nacionales:
Borges”,
Ciberletras.
Journal
of
Literary
Cri3cism
and
 Culture.
Vol.
4,
January
2001.

Hoy
trataré
de
sacar
par9do
del
:tulo
de
esta
conferencia,
con
algunas
ideas
sobre
Borges
 como
ícono
cultural.
Quiero
decir
con
esto
que
Borges
forma
parte
de
una
serie
de
íconos
argen3nos
del
siglo
XX.
Y
trataré
de
pensar
desde
la
exportación
de
signos
culturales
por
parte
de
 las
periferias,
desde
la
exportación
de
productos
culturales
argen9nos,
que
son
o
se
transforman
 en
signos
de
iden9dad. 
 El
carácter
icónico
de
Borges,
su
innovación
y
su
diferencia
¿se
debería,
como
la
de
Joyce,
a
 que
se
sitúa
en
un
margen,
una
periferia
de
un
imperio,
para
mostrar
el
carácter
potencialmente
innovador
de
esa
posición,
la
libertad
de
proliferaciones
y
de
mezclas
que
permite,
junto
con
el
 consumo
canibalís9co
de
la
literatura
occidental?
Esta
posición
periférica
del
imperio
lo
ligaría
y
 opondría
a
Joyce
o
a
KaQa.
Lo
mismo
su
bilingüismo
periférico,
que
lo
ligaría
y
opondría
a
BeckeU
 y
a
Nabokov. Pero
los
argen9nos
no
reflexionamos
frecuentemente
sobre
los
problemas
culturales
y
 lingüís9cos
de
las
periferias,
en
relación
con
el
mundo
global.
Nos
quedamos
con
nuestros
íconos,
que
son
a
la
vez
nuestros
productos
culturales
de
exportación
y
de
iden9ficación.
Borges
es
el
 escritor
nacional
contemporáneo
que
se
universalizó:
nos
representa
y
nos
unifica
a
los
argen9nos
 en
el
mundo,
junto
con
Gardel,
Eva
Perón,
Maradona
y
el
Che
Guevara,
que
exportó
lo
inexistente:
 nuestra
revolución
social.
Y
esta
serie
parece
ar9culada
con
algo
popular
y
algo
que
9ene
que
ver
con
las
masas
o
con
la
cultura
de
masas. Porque
Borges
[como
Gardel,
Eva
Perón,
etc.]
también
cul9vó
ese
elemento
popular
que,
 para
él,
era
el
gaucho
o
el
compadrito
y
escribió
milongas;
para
él
lo
popular
se
situaba
en
el
 pasado
y
era
lo
nacional‐popular
literario,
Juan
Moreira,
las
masas
de
la
literatura
gauchesca
y
las
 del
barrio
de
Carriego.
En
1940,
Borges
podría
estar
al
lado
de
Eva
Perón
pero
en
el
polo
opuesto
del
equipo
nacional
exportable
por
su
representación
opuesta
de
las
masas.
Para
Eva
Perón
los
 peronistas
eran
sus
“queridos
grasitas”,
para
Borges
son
una
orda
asesina
de
un
judío
en
“La
fiesta
 del
monstruo”
(escrita
en
alianza
con
Bioy
Casares
en
1947),
que
es
una
reescritura
de
“La
 refalosa”
de
Hilario
Ascasubi,
y
por
lo
tanto
una
reescritura
de
la
tradición
gauchesca,
de
la
construcción
literaria
de
la
lengua
del
mal,
del
suelo
más
bajo
de
la
lengua.
 La
ecuación
Rosas‐Perón
es
lo
que
funciona
en
Borges,
la
barbarie
y
la
civilización
del
 pasado.
[B
se
vuelve
al
pasado
de
su
padre,
al
populismo
liberal
oligárquico.]
 Quiero
marcar
esto:
aunque
Eva
Perón
y
Borges,
en
los
años
40
y
50
representan
dos
ideas
opuestas,
la
serie
de
íconos
se
ar9cula
con
las
masas,
con
un
9po
de
representación
de
lo
nacional‐ popular,
o
con
una
idea
de
lo
nacional
popular,
y
esta
idea
de
lo
“nacional‐popular”
parece
ser
el
 elemento
que
ar9cula
la
serie
exportable.
 ¿Será
esa
representación
de
lo
nacional
popular
lo
que
exportamos,
lo
que
nos
define
 como
nación
en
el
campo
global
de
la
literatura,
la
cultura
y
la
polí9ca
en
el
siglo
XX?
¿O
es
este
rasgo
el
que
define
a
los
íconos
culturales
de
las
periferias?
¿Y
en
los
dos
niveles,
el
de
Eva
Perón
y
 el
de
Borges?
Porque
los
íconos
periféricos
no
solo
son
productos
de
exportación
cultural
y
puntos


que
definen
iden9dades
nacionales,
sino
representaciones
determinadas
de
lo
nacional=popular
 [en
diferentes
niveles
de
la
cultura,
“alta”
y
“popular”]. Pero
si
dejamos
de
lado
lo
popular
o
las
masas
de
los
años
40
y
50
Borges
también
podría
estar
al
lado
de
una
figura
como
la
de
Bernardo
Houssay,
premio
Nobel
de
química
de
1947,
como
 los
dos
representantes
de
la
alta
cultura,
de
nuestra
ciencia
y
nuestra
literatura
en
el
campo
 internacional
(y
no
de
César
Milstein,
premio
Nobel
1986,
que
trabaja
en
Inglaterra).
La
ciencia
...
tracking img