Ética - identidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La identidad subjetiva es la del niño que juega o la del animal que caza: están plenamente identificados consigo mismos, no se preocupan por nada, son totalmente espontáneos e ingenuos: felicidad: yo soy yo, soy el centro, el mundo entero y los demás están en perfecta consonancia conmigo. Están aislados, a su bola. El niño que juega "construye" un mundo a su medida, no "necesita" el otro. Tedice: "Mira, esto es un cohete espacial", cuando en verdad es un palo que ha encontrado: el que manda es su Yo.
Pero como, cuando abro la consciencia (como el cavernícola aquel que vimos o el niño que pinta en la pared), ya no podemos ser felices sin expresarlo, sin "echarlo hacia afuera": cuando algo nos hace feliz, lo guardamos en la memoria para contarlo: entonces lo volvemos a vivir pero con unañadido, lo vivimos de forma más consciente. Y esa irresistible tentación nos lleva a la parte peliaguda de la identidad: la identidad objetiva. Pasamos del “Yo soy yo” al “éste soy yo” ((((como el poema de Juan Ramón Jiménez: “Yo no soy yo. Soy este / que va a mi lado sin yo verlo, / que, a veces, voy a ver, / y que, a veces, olvido. / El que calla, sereno, cuando hablo, / el que perdona, dulce,cuando odio, / el que pasea por donde no estoy, / el que quedará en pie cuando yo muera)))
Esa "tentación" de vivir más contándolo, es decir, proyectándonos hacia afuera, se articula de la siguiente manera: como queremos evitar la tragedia de Narciso (morir ahogados en busca de nuestro reflejo), y no tenemos la capacidad de abstracción de un poeta como Juan Ramón, tenemos que tener referenciasque nos pongan en contacto con el mundo y nos permitan vernos en él, vernos como parte de él, de forma que seamos capaces de señalar una parte de ese mundo y decir: “Éste soy yo”. Con ellas nos salimos fuera de nosotros mismos: vemos proyectada nuestra identidad en algo, cosas con las que nos identificamos (mi ropa, mi casa…) o en alguien que nos identifica desde fuera (mis amigos, mi familia, lasociedad...). En definitivia, adquirimos consciencia social, y desde entonces necesitamos ser reconocidos por aquello que creemos que somos (el conjunto de cosas que nos identifica: mi ropa, mis amigos, mi casa...) para sentirnos integrado
El niño se da cuenta de que para el resto ese palo no es un cohete espacial. Tiene que empezar a buscar su sitio en el mundo real. Y va sientiéndose"representado", en determinados trozos de ese mundo.
PORBLEMAS: Cuando se lleva al extremo:
Extrema identidad objetiva: uno vive para ser mirado por los demás. ¿Ejemplos? Medios, sistema, trabajo, moda, consumismo…
Extrema identidad subjetiva? Alcohol, drogas, ensimismamiento asocial…
En clase vimos un ejemplo de extrema identidad subjetiva en el arte: el cuadro “Blanco sobre blanco”, de Malevich: elllamado camino a la abstracción, que arranca con los impresionistas, acaba aquí: es el arte puro, sin referencias visuales a la realidad. ¿Qué sugiere? Soledad, asilamiento. El artista pasa del motivo: no necesito la realidad externa: sólo yo mismo con mi mecanismo: lo que “me sale”, lo que “me brota”. Pretendía difuminar el motivo para que lo quedara en el cuadro sea lo más “yo” posible. Endefinitiva, es como una involución de la consciencia: vuelve a comportarse como un niño chico que se cree el centro del universo y no una parte de él que se relaciona de una manera sana con las otras partes. Es él el que decide.
Y peor que la extrema identidad subjetiva o la extrema identidad subjetiva es el centrifugado de las dos a la vez: los adolescentes son de repente muy egoístas (“que me dejenen paz, no quiero que nadie me hable”) y al segundo, los más solidarios (“lo más importante son mis amigos, mi familia”…), después los más originales (quieren llamar la atención), y al minuto siguiente, los más gregarios (tienen que llevar los mismos pantalones que el resto de la clase) y así continuamente, centrifugando.
Y lo peor, ojo, es que cambian sin saber por qué: no es que elijan...
tracking img