25 De mayo la semana en que cambio la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (804 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La semana en que cambió la historia
El 25 de mayo de 1810 no fue un día como todos en Buenos Aires. A pesar de la tormenta, muchos hombres y mujeres se reunieron frente al Cabildo para conocer losnuevos sucesos políticos. Cuando los adversarios de Cisneros se enteraron de que el virrey había renunciado, comenzó la fiesta. La calle se inundó de brindis, música y bailes. La alegría estabajustificada: era el broche final de una semana de marchas y contramarchas, que a partir de ese momento se recordaría como la Semana de Mayo.
"Una historia de amor requeté requeté vieja", de Adriana Gallo.Mariana estaba sentada a punto de tomar la leche cuando escuchó ruiditos... Era la abuela cuentacuentos, que estaba tomando unos mates calentitos en la cocina.
-Dale abue, dame uno.
A Mariana leencantaba matear con su abuela, porque mientras tanto, ella le contaba hermosos cuentos.
-¿Qué me vas a contar hoy, abue?
La abuela sonrió con una sonrisa de sandía, sentó a upa a Mariana y conpaciencia de cuentacuentos... ¡perdón! de cuenta historias, contó:
-¿Sabes Mariana? Te voy a contar la historia de algo que tengo muy bien guardadito, algo que para mí es casi un tesoro, como ese chupeteque ya no usas, pero que quieres tanto...
-¿Qué es abue? ¿Me lo mostrás?
-Es un recuerdo, cuando era chiquita como vos, mi abuela me lo regaló. ¿Sabes quién se lo regaló a ella? ¡Su abuela!
-Peroentonces... -dijo Mariana con ojos grandotes como uvas por el asombro- ¡es requeté viejo!
-Sí, es requeté viejo... Vamos a hacer una cosa: yo te lo traigo en una cajita y vos vas a tratar de adivinarqué es.
-No, no vale, decime vos.
-Solamente te voy a dar algunas pistas.
Y la abuela, casi en puntas de pie porque era petisa y no alcanzaba la parte alta del armario, bajó su tesoro y dijo con unavoz muy misteriosa:
Lo usaban las damas si tenían calor, daba aire muy fresquito y se hacía chiquitito.
-¡Ya sé abue! ¡Un ventilador!
-¡Pero no, Mariana! En esa época no había ventiladores, ni...
tracking img