Accion de inconstitucionalidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 63 (15599 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo primero

LA ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD COMO NUEVA COMPETENCIA DE LA SUPREMA CORTE: HACIA LA CONVERSIÓN DE LA
SUPREMA CORTE EN UN TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

I. La reforma “ judicial” de 1994 de la Constitución de los Es-
tados Unidos Mexicanos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15

II. La naturaleza de la Suprema Corte deJusticia y su pretendida conversión en un auténtico tribunal constitucional . . . . . . . . . . 22
1. La proximidad funcional de la Suprema Corte a los tribu-
| |nales constitucionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . |22 |
| |. . | |
|2.|Su pretendida naturaleza detribunal constitucional . . . . . . . |24 |
| |A. Un contexto institucional y jurídico peculiar . . . . . . . . . . |25 |
| |B. Estatuto constitucional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .|26 |
| |C. Monopolio de lo contencioso-constitucional . . . . . . . . . . . |30 |
| |D. Una designación de jueces no magistradospor autorida- | |
| |des políticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . |31 |
| |. . . | |
| |E. Una verdadera jurisdicción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . |35 |
| |F. Una jurisdicción fuera del aparato jurisdiccionalordinario |35 |

CAPÍTULO PRIMERO

LA ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD COMO NUEVA COMPETENCIA DE LA SUPREMA CORTE: HACIA
LA CONVERSIÓN DE LA SUPREMA CORTE EN UN TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

I. LA REFORMA “ JUDICIAL” DE 1994 DE LA CONSTITUCIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

La reforma constitucional de 31 de diciembre de 1994,iniciada por el presidente Ernesto Zedillo Ponce de León, tuvo, como es sabido, un marcado y confesado carácter “ judicial” .1 Tal reforma constituyó una de las más importantes “ promesas electorales” del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de la República en las elecciones de 1994 y se presenta, pues, como uncumplimiento de aquélla, sin perjuicio de su carácter consensuado.
El proceso de reforma se caracterizó por su esmerada discreción, por la “ suma reserva” ,

a tal punto que en el foro mexicano —y en el espacio mismo de la opinión pública— fueron muy escasamente conocidos, o de plano desconocidos, los aspectos más interesantes de ese proceso. No se dio noticia bastante acercade los temas de la reforma, con el detalle necesario para la emisión de opiniones útiles.2 Tampoco se plantearon abiertamente las alternativas

1 Sobre la historia del Poder Judicial en México, entre una literatura relativamente abundante,
puede consultarse con provecho el valioso ensayo de Soberanes Fernández, José Luis, El Poder Judicial Federal en el siglo XIX(Notas para su estudio), México, UNAM, 1992 y, ya para este siglo, el capítulo III (“ Reflexiones con motivo del sesquicentenario de la Suprema Corte de Justicia” ) de la conocida obra de Carrillo Flores, Antonio, La Constitución, la Suprema Corte y los derechos humanos, México, Porrúa, 1981, especialmente pp. 121 y ss. Y, por último, más recientemente, Flores Medina, RubénJaime, “ Estado democrático de derecho y reforma del Poder Judicial” , Revista Jurídica Jalisciense, Departamento de Estudios e Investigaciones de la Universidad de Guadalajara, año 5, núm. 1, enero-abril de 1995, pp. 77 y ss.
2 Aunque en el Dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales de las Cámaras de Diputados y de Senadores se decía que se habían recibido...
tracking img