Albert

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1374 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 9 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALBERT CAMUS: LA CONCIENCIA DE SER HOMBRE.

“Lo que queda es un destino cuya única salida es fatal. Fuera de esa única fatalidad de la muerte, todo lo demás, goce o dicha, es libertad. Lo que le ligaba era la ilusión de otro mundo. El sino de su pensamiento no es ya negarse a sí mismo, sino repercutir en imágenes. Se representa en mitos, sin duda, pero en mitos sin otra profundidad que la deldolor humano e inagotables como él. No es la fábula divina que divierte y ciega, sino el rostro, el gesto y el drama terrestres en los que se resumen una sabiduría difícil y una pasión sin mañana.” (Albert Camus. El mito de Sísifo)
Un pensador-artista (al menos los que deben ser escuchados) se constituyen en su actuar como en su pensar; en donde, la forma de ser condicionará el pensamiento y,éste a su vez, responderá con cierta facilidad al explicar y al desenvolverse en la realidad. ¡Pero, pequeña tarea esta! El hacer que tanto el pensamiento como el actuar sea uno sólo; pero sobre todo, hay que rescatar de ellos la virtud de sostener y de no traicionar tanto el pensamiento como el actuar. Es precisamente esta unión y este sostenimiento lo que encontramos de grandioso en Albert Camus alleer sus obras y al ser oyente de su vida en su biografía.
Para entender un poco lo anterior se es necesario remontarnos a la época de infancia de Albert Camus, sin la cual no se puede entender la formación filosófica-literaria que posteriormente él obtuvo. Y para ello recurriremos fundamentalmente a su obra “el primer hombre” (la cual narra su propia biografía y obra última encontrada entre sumaletín, el día de su accidente que le produjo la muerte. Aunque hay otra en la que se nos muestra ésta etapa de vida, por ejemplo: “el revés y el derecho); en ella encontramos una infancia marcada por los estragos de la pobreza material en su mayor extremo; presuponiendo con ello un desenvolvimiento de una vida limitada, complicada y caracterizada de una lucha constante ante la existencia –luchaque siempre sostuvo; pero no por esto, significo que no fuera feliz en aquellos días, en donde contaba con un cielo de interminable azul.
Una existencia que desde los primeros años, se vio llevada a ser parte de las virtudes de la vida; no nos referimos a tan sólo el subsistir, que hoy en día se toma por vida en nuestras sociedades, más bien, nos referimos a esa apuesta por enfrentarse, poraferrarse al mundo y arrebatar de él, los motivos que hacen de la vida un aspecto único: la felicidad, el dolor, los placeres, los sufrimientos, etc.,
Si bien, la niñez de Albert Camus no fue como ninguna otra; por poseer desde pequeña edad una conciencia lucida -marcada por su realidad- ante su entorno y su vida; orillándolo a encontrar diferentes necesidades y deseos a las de los otros niños de suedad; en las que podemos encontrar es forma de desgastar su felicidad: ya sea percibiendo bajo sus pies desnudos la textura que la arena de la playa le proporcionaba o; sintiendo ese aspecto salado en su piel, una ves introducido en el agua que ofrecía el majestuoso mar de Argelia -su pueblo natal- y, como olvidar ese sol que hacía arder sus deseos.
Vemos con ello, que separadamente de unamadures de afrontar su entorno -con la que él contaba- tenía también, una conciencia sensible frente a la belleza del universo. No, su niñez de ninguna forma fu norman (¿Pero, de quién sí?) y si hay algo de particular en lo que se caracteriza con aquellos artistas, es que al igual que ellos, nunca negó lo que era y también, jamás rechazo su realidad.
Bajo esta idea damos un estrepitoso salto de suvida hasta su pensamiento; aclarando que lo estrepitoso es más referente a una cuestión de seguimiento en el discurso.
Si bien, hemos hablado parte de su vida, ahora nos evocaremos a esa otra parte que es, la de: el hombre escritor; al partero de ideas (como en alguna época pasada se le llamo a un pensador/filosofó…) que encontramos en sus escritos; pues al final lo grandioso de aquel que...
tracking img