Alguien llora en el prado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1614 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALGUIEN LLORA EN EL PRADO

Ahí está la liebre llamada Gilberto, está sentada debajo de un olmo en el cual se enreda una joven vid. No hay nadie alrededor, pues todos saben que, cuando Gilberto lee, no quiere que nadie lo distraiga, si alguien lo hace, suceden problemas. La liebre lee todos sus libros de un jalón, sin quitar los ojos de cada una de las páginas…
Pero ¿qué sucede hoy? La liebrelevanta los ojos, ve por un momento hacia arriba, después retoma la lectura. Lee por un poco y de nuevo se distrae.
* ¡Oh no, está lloviendo!- exclama en este momento.
Pero no está totalmente convencido. De hecho en el cielo el sol resplandece y no se ven nubes pasajeras.
Gilberto cierra el libro y está con la nariz alerta explorando el cielo. Cuando de repente: ¡“Plop”!, una gota de agua lesalpica precisamente en la nariz. Finalmente Gilberto logra entender: no está lloviendo, es la vid, que está arriba de él, la que está llorando.

-¿Por qué lloras? Le pregunta la liebre.
- Vino en la mañana el viñador-responde sollozando la vid- y sin piedad cortó mis sarmientos. ¡Eran tan hermosos! Yo estaba orgullosa de ellos. Se habían tomado su tiempo para crecer, yo los había nutrido, loshabía espiado, cuidado, y él en un minuto los masacró. Después se fue, sin decir ni una palabra.

En este momento la vid calla y desahoga libremente su dolor dejando caer de sus heridas, aún frescas, gruesas lágrimas que mojan el suelo.
Gilberto se ha quedado muy desconcertado por lo que la vid le había contado.

El libro que estaba leyendo ya no le interesa.
Está decidido a ayudar a lapobre vid, y sobre todo está decidido a decirle unas cuantas cosas al cruel viñador.
-¿Crees que se puedan pegar?- pregunta, levantando una de las ramas – si quieres, puedo llamar al mago Teodoro, él sabe arreglarlo todo, teteras, collares, libros deshojados…
-¡No!, ya déjalo así – lo interrumpe la vid- no puedes hacer nada.
- Entonces me encargaré del viñador. Tengo que detenerlo antes de quehaga otra cosa semejante. ¿Por dónde se fue?

La vid, le indica la dirección y la liebre se encamina por un sendero, buscando al malvado viñador.
Ha caminado por algunas horas cuando de repente es detenido bruscamente por cuatro perros grandes y muy bravos.
-¿Qui… quienes s… son? ¿qu… qué quieren? Pregunta medio muerto de miedo.
- Aquí los que preguntan, somos nosotros, ¿entendiste? –responde el perro más grande- ¿Cómo te llamas?, ¿De dónde vienes y a dónde vas?
La voz del perro ha aterrorizado a Gilberto tanto que le impide incluso hablar.
* ¡Hey! ¿Se te trabó la lengua? –le pregunta otro perro acercando sus ojos amenazantes a los de Gilberto.
* ¿Acaso eres el viñador? le pregunta otro perro agarrándolo del cuello.
La pobre liebre hace señas diciendo que no meneándose ygirando los ojos, entonces el perro deja la presa.
* ¡Yo también tengo que arreglar cuentas con el viñador! – grita Gilberto, que al sentir el nombre del viñador ha retomado el valor.
* Entonces ¡venga la mano amigo! - exclama el perro más anciano alargando la pata a la liebre y le explica:
* Nosotros estamos cuidando a la vid.

¡Es cierto! Hay una hermosa vid atrás de ellos, peropor el susto, Gilberto ni siquiera la vio.
* Estamos aquí para defenderla, por si llegara a venir el viñador. Tú no sabes lo que hace con sus enormes tijeras si logra acercarse a la vid.
* No se crean, me lo imagino, precisamente porque lo he visto con mis propios ojos, -dice Gilberto con énfasis y les explica a los perros lo que se propone hacer.
* Tal vez ustedes puedan ayudarme-concluye - ¿Saben decirme en dónde vive el viñador?
* En la cima de aquella colina – le dice uno de los perros – pero cuídate, sabemos lo que les hace a la vid, no sabemos lo que le haga a las liebres, ¡podría cortarte los bigotes, o la cola! ¿Estás seguro de que quieres ir?
* Sí, estoy seguro. Jamás podré olvidar el llanto de la vid, y esos pobres sarmientos tirados en el piso… ¡es...
tracking img